Dépor-Fuenlabrada: Tras los pasos de un duelo fantasma

El encuentro entre el equipo blanquiazul y el madrileño ha pasado por todo tipo de estados en dos semanas


Pocos encuentros han durado tanto sin que la pelota se haya movido un centímetro. El Dépor-Fuenlabrada se disputa en los despachos con la emoción y alternativas propias de una cita con tres categorías en juego.

Domingo, 19 de julio

El Fuenlabrada viaja, pese a tener ya cuatro positivos

Cuando la expedición fuenlabreña se subió al avión rumbo a Alvedro, ya contaba con cuatro positivos (el de un futbolista y los de tres empleados del club, incluyendo al médico). Pese a ello, jugadores y cuerpo técnico se instalan en el hotel Finisterre y las cámaras de seguridad registran movimientos de varios futbolistas por las instalaciones.

Lunes, 20 de julio

La Liga decide suspender solo el Dépor-Fuenlabrada

Tras destaparse el positivo de un jugador, comienza la incertidumbre. Los casos entre el plantel suman otros seis y el Deportivo empieza a sospechar que no habrá encuentro cuando los utilleros del conjunto rival no se presentan en Riazor. El Fuenlabrada, al que la ausencia de médico ya impedía disputar el choque, no comparece y la Liga toma la decisión de suspender el partido y permitir que se dispute el resto de la jornada, contraviniendo su propia reglamentación. Varios equipos se niegan, aunque acaban cediendo a la presión de la organización, y la mayoría de capitanes de Segunda expresan su rechazo a la medida en un grupo de WhatsApp. El club coruñés envía un escrito a la Liga, la federación y el CSD oponiéndose a la resolución. Lo hace por correo electrónico solo siete minutos después del inicio del resto de choques. En un principio se baraja que la cita en Riazor quede pospuesta para el 30 de julio.

Martes, 21 de julio

La plantilla del Dépor recoge sus pertenencias

El Deportivo optó por aferrarse a la normativa y pelear por sus derechos en el terreno administrativo. Ante la gravedad del caso y el crecimiento exponencial de los positivos en el Fuenlabrada, el club coruñés entendió que el encuentro no se iba a disputar en fechas próximas y dio días libres a su plantilla. Muchos futbolistas retiraron sus pertenencias de las taquillas de Abegondo y se despidieron de la afición, seguros de que no volverían a vestirse de blanquiazul, al menos, esta campaña.

Domingo 26 de julio

La Liga suspende definitivamente el partido. O no

Tras varios días en los que arreciaron las acusaciones cruzadas, se disparó el número de positivos en el plantel fuenlabreño, y quedó en evidencia el desastre perpetrado por la Liga (el propio Javier Tebas padre asumió haber dado la orden de viajar hasta A Coruña), la propia institución emitió un comunicado en el que manifestaba haber «trasladado al Comité de Competición su acuerdo con la suspensión definitiva del partido por causa excepcional y/o de fuerza mayor». Así, el conjunto madrileño quedaba excluido de la disputa del play off de ascenso, en una decisión que habría asumido la propia entidad, siempre según lo recogido en el escrito. Poco tardó el Fuenlabrada en desmentir esta afirmación y manifestar su «no renuncia a jugar el partido ante Deportivo», recordando que «la Liga no es el órgano competente único para tomar esta decisión». Los futbolistas se suman al cruce de textos y aportan otro en el que reclaman «responsabilidad del club para defender los intereses de esta plantilla para poder disputar el partido».

Martes 28 de julio

Primer intento en falso de pruebas PCR

Si en un principio se pensó en trasladar el encuentro al 30 de julio, la normativa obligaba a que los jugadores del Dépor se sometieran a pruebas PCR el 28. Con ello amagó la Liga, pero nunca se llegaron a pasar los test. La plantilla blanquiazul seguía de vacaciones, y muchos de los futbolistas que la integran habían dado por finalizado su vínculo con la entidad coruñesa.

Miércoles 29 de julio

El Fuenlabrada pide jugar el 2 de agosto

El conjunto madrileño fue recuperando efectivos y diez días después de no comparecer para el choque de Riazor se declaró en condiciones para hacerlo. El domingo 26 de julio había rechazado hablar de fechas, agarrándose a la incertidumbre propia de una pandemia, pero en su comunicado del 29 aseguraba que el 2 de agosto contaría con los siete futbolistas del primer equipo indispensables para disputar el duelo.

Jueves 30 de julio

El Dépor anuncia que no jugará y el instructor pide un 3-0

Un día después de conocerse la petición del Fuenlabrada, el club coruñés dejó muy claro en su escrito a la federación que no concurrían las condiciones sanitarias ni de seguridad para jugarse un partido, además de subrayar la falta de resolución sobre la solicitud de repetición de la jornada completa. Ese mismo día y desde la propia RFEF, el instructor del caso recomendó al Comité de Competición que como medida cautelar se diese por perdido el encuentro al equipo madrileño por 3-0.

El agravio al Deportivo llega a la prórroga

Tras doce días de estéril cruce de escritos, llegaron las prisas.

Viernes 31 de julio

Competición desoye al instructor y mantiene el partido

Mientras la expedición del Fuenlabrada abandonaba por fin el hotel Finisterre, doce días después de su llegada y una vez levantado el confinamiento, el Comité de Competición decidía ignorar la recomendación del instructor del caso. Consideraba no pertinente imponer la medida cautelar reclamada y mantenía el encuentro, sin fijar fecha. Una decisión que no era firme, pues cabía recurso ante Apelación.

Sábado 1 de agosto

El Fuenlabrada empieza a preparar el choque

Después de agachar las orejas ante el esperpento protagonizado por su equipo, José Ramón Sandoval se creció una vez en casa y empleó las redes sociales para anunciar que el Fuenlabrada se ejercitaba ya con vistas a disputar el encuentro ante el Dépor.

Domingo 2 de agosto

El rival pide fecha y la Liga ordena al Dépor nuevas PCR

Ya desatado sintiendo de nuevo el amparo de Tebas, Sandoval reiteraba anteayer su exhibición en Twitter. «Seguimos esperando fecha. ¿A qué esperan», publicaba el técnico fuenlabreño. La respuesta de su socio en esta aventura llegó casi enseguida: la Liga emplazó nuevamente al Deportivo a someterse a pruebas PCR con vistas a un posible encuentro el 4 de agosto.

Lunes 3 de agosto

Segundo fracaso en las PCR en Abegondo

Ayer, el inspector de la Liga se presentó en Abegondo con los técnicos enviados para realizar las PCR. Por supuesto, ni rastro de jugadores del Dépor. Hasta que por la tarde se fijó el día de mañana como fecha del encuentro. El choque con el Fuenlabrada irá más allá de la prórroga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Dépor-Fuenlabrada: Tras los pasos de un duelo fantasma