El Deportivo Abanca redobla su apuesta por Galicia

Tendrá cuatro equipos femeninos, uno en cada categoría salvo la Reto Iberdrola, y está fichando al talento emergente de la tierra


«Un equipo de niñas». Era lo que decían los detractores del primer proyecto del Deportivo femenino nacido en el 2016. Lo formaban adolescentes como Lía, Nuria Rábano, Malena Mieres o Teresa Abelleira, que crecieron con el club hasta convertirse en futbolistas de Primera División, algunas ya con un caché económico inalcanzable para el conjunto blanquiazul.

Las cuatro ya no están (Lía se fue a Estados Unidos, Teresa Abelleira al Real Madrid, Nuria a la Real Sociedad y Malena al Eibar), pero el Deportivo mantiene la misma idea. De hecho, de cara a la temporada 2020-2021, redoblará su esfuerzo con la conversión del Orzán en filial a todos los efectos federativos, que posibilitará al club blanquiazul controlar a 4 equipos sénior. El de Primera Iberdrola, el Abanca B en Primera Nacional, el Orzán en Primera Galicia y el Orzán B en Segunda Galicia. Es decir, un conjunto en cada categoría salvo en Reto Iberdrola, con Manu Sánchez pudiendo alinear en el primer equipo a cualquiera de esas 80 jugadoras.

Cada equipo tendrá un rol muy definido. El de Liga Iberdrola será el de rendimiento, el de Primera Nacional acogerá a sub-21, el de Primera Galicia a juveniles y el de Segunda estará ideado para chicas cadetes. La cadena seguirá descendiendo a través del Orzán, que además tendrá al menos un equipo infantil, otro alevín y otro de iniciación de niñas. Más de 200 licencias en total, enfocadas a darle la oportunidad a las futbolistas de la tierra de poder triunfar en el mundo del fútbol.

Una selección gallega sub-21

A día de hoy, el Deportivo ya tiene prácticamente definidos lo que van a ser su segundo y tercer equipo. El Abanca B pretende ser una selección gallega sub-21 compuesta por las jugadoras de la comunidad que la secretaría técnica deportivista entiende que son las mejores de su generación. La delantera Carlota Sánchez (A Coruña, 2002), la central Sara Álvarez (O Rosal, 2003) y la lateral Patri López (Melide, 2000) se entrenarán toda la temporada con el primer equipo y jugarán con el segundo cuando no entren en las convocatorias. Pero además, en el Abanca B continuarán otros grandes valores como la defensa internacional sub-16 Nuria Torres (Portonovo, 2002); la delantera Aroa Guerra (A Coruña, 2003) o la meta Jessica Carro (A Coruña, 2001).

Refuerzos de mucha calidad

A esta base de jóvenes futbolistas, que ya brillaron la pasada Liga al finalizar quintas en su grupo de Primera Nacional, se le van a sumar fichajes de varias de las mejores jugadoras gallegas sub-21. El club ya hizo oficial el nombre de Eva Dios (A Illa de Arousa, 2002), una mediapunta de calidad formada en el Céltiga, Portonovo, Victoria de Santiago e Interrías. Pero a ella se le sumarán otras jóvenes de nivel como María Figueroa (Redondela, 2002), mediocentro o central que procede también del Interrías, al igual que la extrema Tati Barcia (Santa Comba, 200). Otro nombre destacado en la lista de refuerzos es el de la portera Nuria Gómez (A Estrada, 2004), internacional con la selección española sub-16.

Todas ellas dan el salto al Deportivo sabedoras de que tendrán el aliciente de poder debutar en cualquier momento en Iberdrola y de posiblemente hacer la pretemporada con el primer equipo La pasada temporada, Manu Sánchez hizo debutar en la élite a cuatro jugadoras del filial.

Además de estos fichajes, habrá más tanto para el Abanca B como para el Orzán, con la idea formar a nuevas Lía, Teresa Abelleira, Malena o Nuria Rábano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Deportivo Abanca redobla su apuesta por Galicia