El uno a uno del Dépor tras el parón: un bloque alicaído y sin ideas

Fernando Vázquez ha repartido los esfuerzos entre todos los futbolistas de que dispone y en distintos sistemas, pero el rendimiento sigue lejos del esperado


El Deportivo estira al máximo una plantilla que no arranca. En el balance de las tres primeras jornadas de la reanudación liguera figuran sendos empates que en líneas generales no le dejan bien parado. El equipo coruñés ha retomado la competición mientras ha olvidado la receta con que Fernando Vázquez lo revivió en el comienzo del 2020. Evolucionó entonces hasta transformarse en un equipo difícil para sus rivales y contundente en las dos áreas. En cambio, especialmente en los dos últimos partidos contra el Oviedo y el Rayo, ha retomado la Liga otra vez disminuido y en la pobre versión de un bloque alicaído, tembloroso y sin ideas, que solo reacciona ante las bofetadas de los rivales y cuando ya no tiene nada que perder.

Quizá por la convicción para repartir esfuerzos en el exigente esprint de Liga, o bien por el afán de buscar soluciones a los repetidos errores cometidos, el entrenador gallego ha alineado a todos los futbolistas de que dispone. Solo los lesionados Somma y Jovanovic no han gozado de presencia en el terreno de juego, donde en ocho días han contado con algún minuto nada menos que 23 deportivistas. El que menos, Luis Ruiz, ya ha superado el cuarto de hora.

La sangría defensiva vuelve a destacarse como el principal lastre del Dépor. Cinco goles encajados en tres jornadas retratan a un equipo al que le cuesta muchísimo mantener la concentración y la competitividad durante los partidos. Dani Giménez es el único que ha disputado todos los minutos. La aportación individual del meta ha estado siempre por encima de la media de sus compañeros, con paradas decisivas que salvaron a su equipo en cada una de las jornadas.

La importancia de Peru

La lesión de Peru el sábado le impidió convertirse en el único jugador de campo con pleno de minutos. Tras marcar el empate en Oviedo, su presumible ausencia en los próximos partidos, empezando por el de este martes (19.30 horas, M. LaLiga) contra el Elche, ocasiona un importante quebradero de cabeza para Vázquez. Entre los zagueros, solo Salva Ruiz y Mujaid participaron también en las tres jornadas. El fabrilista entró desde el banquillo contra el Sporting y ya no volvió a perderse ni un minuto, mientras la participación del lateral ha ido decreciendo con el paso de los partidos hasta ser sustituido al descanso frente al Rayo. Entre los demás defensas, Bóveda ha jugado dos encuentros completos, mientras el discutido Ba se perdió el último por su contrato de cesión.

Los vaivenes han marcado la presencia de los centrocampistas y los atacantes del Dépor. Las modificaciones del sistema y el afán por buscar revulsivos marcaron su participación, muy repartida. Basta decir que el más utilizado fue Sabin Merino, quien contra el Rayo ni siquiera saltó al campo. Çolak, Agbo y Keko se destacan como los tres únicos centrocampistas que han saltado al campo en las tres jornadas, pero entre estos solo el nigeriano jugó completa alguna de ellas.

Al margen del mediocentro llegado en el mercado de invierno, únicamente Mollejo y Aketxe, goleadores frente al Rayo, y Gaku, el mejor contra el Sporting, disputaron los noventa minutos desde el retorno de la competición. En cambio, el japonés, que fue cambiado antes de la hora de juego en Oviedo, tampoco tomó parte en el choque del sábado y Vicente Gómez, que arrancó como titular en el reestreno liguero, no ha vuelto a disponer de un solo minuto más.

Entre los delanteros, apenas el referido Merino, que marcó en el Tartiere, y Koné, titular contra el Rayo, han superado el centenar de minutos. En cambio, el excéltico Beauvue, en el once en las dos primeras jornadas, apenas ha dispuesto de 98 minutos de juego, en los que ni siquiera chutó a puerta. Hasta Santos y Valle, inéditos en los últimos meses, han disfrutado de oportunidades.

El caso de Montero: de fijo a únicamente 80 minutos

Una comparativa entre el reparto de minutos llevado a cabo por Fernando Vázquez durante las diez jornadas anteriores al confinamiento y las tres de la reapertura del campeonato deja claras varias diferencias. La más significativa señala a Montero, quien partió como titular en todos aquellos partidos hasta alcanzar los 814 minutos de juego, es decir, el 90,4 %, pero ahora apenas lleva 80, lo que no llega a suponer el 30 %.

El jugador cedido por el Atlético de Madrid se revela como el único central zurdo actualmente en la plantilla, y es conocido el gusto de Vázquez por situar a un defensa de estas características para sacar el balón jugado desde ese costado. Sin embargo, en esta última semana se ha decantado por situar ahí a jugadores a pierna cambiada, como Ba o Peru, antes que seguir confiando en el joven futbolista. Quizá ahora reconsidere volver a darle una oportunidad tras la lesión de Peru.

Salva Ruiz, Agbo y Keko disfrutan de casos contrarios al de Montero. Por distintas razones, ninguno de los tres contó con muchos minutos de enero a marzo hasta el frenazo de la pandemia. El exvalencianista sufrió varios problemas musculares que, unidos a la adaptación de Mollejo a la posición de carrilero izquierdo, le apartaron de los focos del primer equipo. Apenas llegó entonces a los 241 minutos de juego y dos partidos como titular. Ahora, por el contrario, formó en el once inicial en las tres jornadas y ya ha superado los 200 minutos de juego (77 %).

Es similar el caso de Agbo, adaptado ya al ritmo de la competición y quien acumula en estas tres jornadas casi tantos minutos como en los tres primeros meses del año: 136 actualmente, por 148 con anterioridad. Su buen partido contra el Rayo Vallecano le augura continuidad en los planes del profesor de Castrofeito.

Keko también atraviesa ahora por su mejor momento de blanquiazul. En apenas una semana ha superado todo lo que había jugado desde su llegada como refuerzo invernal: apenas 45 minutos. Incluso acaba de disfrutar de su primera titularidad.

Solo el Dépor, el Huesca y el Racing dieron entrada a 23 jugadores en tres partidos

La posibilidad de hacer hasta cinco sustituciones por encuentro ha abierto la opción de que los entrenadores dosifiquen los esfuerzos de sus futbolistas por la acumulación de partidos. Sin embargo, solo los equipos que están viendo en apuros sus respectivos objetivos se aplican a estirar al máximo esta posibilidad. Si Vázquez ha dado entrada en el Dépor a los 23 futbolistas sanos de que ha dispuesto hasta ahora, únicamente Oltra en el desesperado colista Racing de Santander y el Huesca del exrayista Míchel, que no quiere despedirse del tren del ascenso directo, han dado entrada a tan alto número de jugadores en busca de soluciones.

Ayer mismo, el que fue inquilino del banquillo de Riazor en el ascenso del 2012 reestrenó frente al Tenerife a su jugador número 23, Jon Ander, autor del único gol cántabro, quien no había participado en las dos jornadas anteriores. También el Huesca dio entrada por primera vez al portero Álvaro, Doukouré y Cristo.

Vázquez, por su parte, dio entrada frente al Rayo a Borja Valle y Hugo Vallejo, quienes hasta ahora no habían gozado de minutos. Ambos contribuyeron a mejorar el rendimiento de su equipo en la segunda parte del sábado. Otros tres deportivistas han participado únicamente en un partido. Son los casos de Vicente Gómez (54 minutos contra el Sporting), así como David Simón (90) y Luis Ruiz (18) frente al Oviedo. Todos los demás han gozado de presencia en al menos dos de las tres jornadas celebradas.

¿A quién apruebas y a quién suspendes?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El uno a uno del Dépor tras el parón: un bloque alicaído y sin ideas