Paco Jémez: «A mis jugadores no les reprocho nada, ha sido mérito del Dépor»

«Hay que saber lidiar con las situaciones de locura», indica sobre la gestión de la ventaja del Rayo en Riazor


«El fútbol es un deporte en el que pasan cosas; si no, no despertaría las emociones que despierta. El Dépor ha hecho cambios y ha tenido la fortuna de que en sus dos primeras llegadas nos ha hecho dos goles. Aún así el equipo no se ha desconectado, ha seguido metido». Ese fue el primer análisis de Paco Jémez acerca de lo sucedido sobre el césped de Riazor. «A mis jugadores no les reprocho absolutamente nada. Ha sido más mérito del Dépor», apuntó el técnico visitante. Aún así, reclamó que «hay que saber lidiar con las situaciones de locura. Cuando vas ganando dos cero lo que menos te interesa es un partido loco».

«Es un equipo muy bueno con el balón en los pies. Sabía que esto podía ocurrir», apuntó Jémez acerca de la escuadra coruñesa, a la que deseó un buen final de competición: «Al Dépor a partir de ahora le deseo lo mejor de lo mejor, que no tenga problema para salvar la categoría». «Cuando ves la plantilla piensas ‘‘¿este equipo cómo está aquí?’’ Tiene muy buenos jugadores. Pero las inercias y las dinámicas del fútbol nadie las entiende. El punto de arranque del Dépor debería ser esa plantilla», prosiguió el exjugador blanquiazul. «El otro día levantó un 2-0 al Oviedo, hoy a nosotros...».

Poco amigo del videoarbitraje

Lo sucedido sobre el césped ayudó a refrendar a Jémez su poca sintonía con el sistema del videoarbitraje, que ha criticado en repetidas ocasiones y al que volvió a señalar: «Ya sabéis lo que pienso del VAR y ha ayudado a que el partido se volviera más loco todavía».

Un punto para Deportivo y Rayo en un partido de locos

Pedro Barreiros

El Deportivo acabó conformándose con su tercer empate seguido tras remontar una paupérrima primera parte y sufrir la lesión de Peru

En solo noventa minutos, el Dépor se creyó en Segunda B, remontó de forma brillante hasta tener la victoria en la mano y, por último, hubo de conformarse con un empate (3-3) que no sació a nadie. Ni los coruñeses se sintieron bien tratados después de una brillante segunda parte, ni el Rayo se creía que se le pudiese acabar escapando una victoria que al descanso creyó en el bolsillo. Pero la peor noticia para el Deportivo fue la lesión de Peru, que tuvo ser que retirado en camilla en los últimos instantes del choque.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Paco Jémez: «A mis jugadores no les reprocho nada, ha sido mérito del Dépor»