El nieto de Fernando Vázquez y la ruleta rusa


Fernando Vázquez es un entrenador cercano a los jugadores. Un tipo que trata a los suyos con mimo y proteccionismo. Que ejerce de viejo profesor y le gusta ver más allá del presente. Y, de esta manera, nada más llegar, adoptó con cariño a Mollejo. Buscaba un lateral izquierdo con recorrido, lo encontró en el manchego y habló con él. Le dio una lección teórica de lo que es la vida del futbolista. Del camino hacia el éxito. Y lo convenció.

«Faleille como lle falaría a un neto», tiene comentado el técnico en círculos cercanos. Le hizo ver el diferente coste que tiene el llegar a lo más alto, dependiendo de la demarcación. Y que, con sus cualidades, entendía que podía llegar a ser un buen extremo o punta. Sin embargo, le hizo ver que trabajando duro y reseteando su cabeza, podía llegar a ser un excelente lateral. Pasar de bueno a excelente. Ayer, tras errar en el segundo gol del Rayo, volvió a hacerle reflexionar. Esta vez, sobre la importancia que los fallos tienen a la hora de curtirse. Que deben servir para crecer y no para venirse abajo.

La respuesta del nieto fue una muy completa segunda parte, con gol incluido, para redimirse. «Me caigo y me levanto», escribió al acabar el partido Mollejo en sus redes sociales. Lección aprendida.

La actuación del joven futbolista de 19 años fue un ejemplo de la ruleta rusa a la que el Dépor viene fiando su suerte en cada partido. Desde que retomó la competición, en cada encuentro coge la pistola, da vueltas a su tambor y dispara. De momento, va sorteando el peligro. Pero que nadie olvide que siempre hay una bala.

Un punto para Deportivo y Rayo en un partido de locos

Pedro Barreiros

El Deportivo acabó conformándose con su tercer empate seguido tras remontar una paupérrima primera parte y sufrir la lesión de Peru

En solo noventa minutos, el Dépor se creyó en Segunda B, remontó de forma brillante hasta tener la victoria en la mano y, por último, hubo de conformarse con un empate (3-3) que no sació a nadie. Ni los coruñeses se sintieron bien tratados después de una brillante segunda parte, ni el Rayo se creía que se le pudiese acabar escapando una victoria que al descanso creyó en el bolsillo. Pero la peor noticia para el Deportivo fue la lesión de Peru, que tuvo ser que retirado en camilla en los últimos instantes del choque.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El nieto de Fernando Vázquez y la ruleta rusa