Ganar al Rayo y volver a creer

El Dépor, necesitado de un triunfo que disipe las dudas de su reestreno, regresa a un Riazor vacío para enfrentarse a uno de los equipos más en forma de la Liga


Si el fútbol es un estado de ánimo, el Dépor decae mucho más de donde le sitúa una clasificación que solo tuviera en cuenta estas dos primeras jornadas del regreso liguero. Los empates contra el Sporting y el Oviedo brindaron sendos puntos que (como se ve en la tabla que acompaña esta información) no son, ni mucho menos, el peor balance de Segunda. Sin embargo, tampoco han servido para empujarlo fuera de las superpobladas últimas posiciones, donde el equipo coruñés integra un pelotón de cinco clubes clasificados a tiro de una única victoria. Por eso, mientras Vázquez insiste en que el Deportivo necesita quince puntos en las nueve jornadas que quedan, los ánimos se han enfriado, los fantasmas de aquella terrorífica racha de 19 jornadas sin ganar amenazan con levantarse y la botella vuelve a parecer medio vacía.

Hace demasiado tiempo que el Dépor no gana en esta temporada nefasta. Han transcurrido tres meses sin partidos, pero las últimas victorias blanquiazules se remontan a febrero, cuando el día 1 derrotó al Las Palmas en Riazor y el 9 se deshizo a domicilio del Alcorcón al filo del minuto 90. Apenas ha dado alegrías desde entonces, famélico de ideas para abordar la portería rival y con recurrentes problemas para cortar la sangría defensiva que lo sigue estrangulando.

No solo se espera el ansiado triunfo por la sed desesperante de puntos de este equipo, sino por la necesidad que la parroquia blanquiazul tiene de volver a creer en sus posibilidades. Fernando Vázquez defendió ayer los vaivenes de su esquema a lo largo de los últimos partidos como algo positivo: «Pienso que cada vez que modificamos casi siempre es para mejor y el equipo reacciona». Además, puso la cara por Ba, hoy ausente por contrato, —«va a tener más oportunidades y tiene que estar calmado, tranquilo y mejorar», le dedicó— y por Çolak. «Tengo muchas ganas de que mejore y que veamos al mejor Çolak muy rápido», dijo.

El Rayo llega a un Riazor sin público como la semana pasada lo había hecho el Sporting: en forma y con las ideas muy claras. El cuadro entrenado por el exdeportivista Paco Jémez, recién descendido, puja por engancharse a las seis primeras posiciones después de una irregular primera vuelta. No ha perdido desde la reanudación (empate contra el Cádiz y triunfo por la mínima sobre el Fuenlabrada), al tiempo que ha sumado los tres puntos del partido pendiente contra el Albacete. En la primera vuelta había dado buena cuenta del Dépor (3-1) en Vallecas, tras remontar en apenas un cuarto de hora el gol inicial de Aketxe.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ganar al Rayo y volver a creer