Equivocado camino hacia la salvación


Empatar un partido que ibas perdiendo por dos goles siempre es un motivo de celebración. A veces, excesiva. Y ahí es donde hay que tener cuidado. Porque el Dépor logró rescatar un punto en el Tartiere, tras una pésima primera parte en la que el Oviedo, sin hacer nada, le dio un meneo. Pero tan abajo se vio el equipo que, tras el sorpresivo gol de Sabin Merino, el cambio de sistema Vázquez (no siempre se defiende mejor por poner tres centrales), la pequeña reacción y el tanto de Peru, la sensación que quedó fue casi de victoria. De recordar que el golaveraje con el Oviedo está ganado. Y de lamentar que los resultados de los rivales no acompañaron.

Quedarse con eso es peligroso. Porque la escuadra blanquiazul sumó un punto frente a un equipo que de cara a esta recta final del campeonato perdió a dos titularísimos como Juanjo Nieto y Saúl Berjón, probablemente, su mejor futbolista.

Si la valoración del punto se hace a la conclusión y visto lo sucedido en el Tartiere es obvio que sabe a gloria. Pero si el Deportivo quiere salvar la categoría no puede conformarse con empatar ante uno de los cuatro últimos clasificados y perder la oportunidad de distanciarlo en 3 puntos.

Los datos objetivos dicen que, tras dos jornadas disputadas de esta liguilla final, ha dejado escapar dos victorias frente a equipos que no son superiores. Y, lo que es peor, que ambos resultados no se puede decir que fueran producto de la mala suerte. Al contrario, la fortuna estuvo aliada con los coruñeses, porque en ambos duelos pudo salir perdedor. Así que cuidado y que el punto no nuble a nadie.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Equivocado camino hacia la salvación