La experiencia del covid de Mujaid: «Tuve fiebre un día y nada más, al día siguiente ya me recuperé»

El único deportivista que ha sufrido el coronavirus comenta su experiencia y se declara preparado para volver a ser clave en una defensa bajo sospecha


Pocos males quedan que no hayan afectado a la defensa del Dépor esta temporada. A su escandalosa facilidad para recibir goles, que ha hundido al equipo en posiciones de descenso, se unió en febrero la grave lesión de Somma y, ya durante el confinamiento, que Mujaid sufriese el coronavirus en sus propias carnes. Así lo recuerda: «Fue un día cuando estaba en Londres en casa con mi familia. Un día tuve 38 de fiebre y nada más, al día siguiente ya me recuperé. Luego, al llegar aquí, me hicieron las pruebas y me dijeron que sí, que lo había pasado, pero no hay que darle más vueltas». El defensa, que cumplió 20 años el pasado 14 de marzo, viajó aquel mismo fin de semana, justo antes de que se decretase el estado de alarma, a junto sus padres y hermanos. Cuando hubo de reincorporarse a los entrenamientos de su equipo, regresó en los escasos vuelos que seguían operando entre países y se sometió entonces al test, que detectó en su organismo anticuerpos de haber pasado la enfermedad.

La preparación en esta extraña pretemporada tampoco ha sido sencilla para él. Mujaid se lesionó en el muslo derecho durante los primeros entrenamientos individuales. Apenas repuesto, no pudo participar en los partidos de preparación del pasado sábado en Riazor, por lo que la de este martes ha sido una de sus primeras sesiones completas con el grupo. No obstante, se declara preparado para el partido de este domingo (17.00 horas, Gol) contra el Sporting en Riazor: «Vengo de una lesión, de estar tres semanas apartado, pero estoy recuperado y si el míster me quiere poner, estoy a su disposición».

Negociaciones

Señalado como uno de los jugadores de futuro del club y convertido en el abanderado de esa generación de juveniles que integra junto al portero Alberto Sánchez o al central Juan Rodríguez, tiene contrato en vigor hasta el 2022 y el club ya trabaja en su renovación. «Sí que en la cuarentena hemos estado hablando, pero es una cosa que ahora mismo no está en mi cabeza. Me faltan dos años y aquí estoy feliz. Ahora mismo estoy más pendiente de jugar los once partidos que quedan y ayudar al equipo y salvarnos, que es el objetivo», afirmó. El futbolista, que arrancó la temporada integrado en el equipo juvenil, llegó al frenazo por culpa de la pandemia como el jugador de campo más utilizado por Fernando Vázquez.

A punto de recomenzar la Liga, el jugador riojano añorará la presencia de público en Riazor, pero subrayó que será un condicionante para todos los equipos. «Para nosotros la presencia de nuestra gente es vital, pero no somos el único equipo que vamos a jugar así. Más tarde veo bien que entre el público al estadio, porque la afición es el corazón del equipo», indicó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La experiencia del covid de Mujaid: «Tuve fiebre un día y nada más, al día siguiente ya me recuperé»