Una pretemporada, pero con puntos en juego


Por lo que hemos podido ver en la Bundesliga, el ritmo de partidos tras el parón está siendo el propio de una pretemporada, con la sensación de que a los encuentros les falta ritmo. Además, se están dando muchas lesiones y habrá que ver cómo afecta el calor a algunos equipos que no están tan acostumbrados a sufrirlo. Son circunstancias muy extrañas para todos y es difícil hablar con propiedad. Más teniendo en cuenta que la Bundesliga la vivimos con indiferencia y ahora tendremos que lidiar con la pasión y la presión de tener que sumar.

Los cinco cambios y la gestión que se haga de ellos serán esenciales. Se va a jugar al fútbol tres meses después del último partido y se va a jugar cada tres o cuatro días. Rotar será más necesario que nunca, porque asistiremos a bastantes lesiones. No sabemos cómo van a asimilar los futbolistas este parón tan largo sin haber hecho trabajo de campo. Vamos a vivir a una pretemporada, pero con puntos en juego. Así que las sustituciones serán necesarias para que los profesionales vayan cogiendo la forma con los partidos. Después de una pretemporada, los entrenadores van moldeando la forma a sus jugadores dándoles partidos de 45 minutos con cambios masivos. Ahora, y sin ensayar, se van a tener que enfrentar a 90 minutos de competición.

Todos los jugadores de la plantilla del Deportivo serán necesarios y no va a quedar más remedio que desechar la idea de un once tipo. Tocará probar y ver cómo responde el cuerpo. Es difícil meterse ahora en la cabeza del entrenador, saber la idea que tienen Vázquez y Pombo, pero creo que tratarán de apurar al máximo las alineaciones iniciales. Evidentemente, si un partido está decidido optarán por los cambios para dar descanso a las piezas clave, porque por muy larga que sea la plantilla siempre hay una columna vertebral básica. Creo que los cambios serán dictados más por necesidad que por voluntad de los entrenadores.

Son muchas dudas, pero que se deben afrontar con esperanza. Creo que de esta norma, el Dépor puede salir beneficiado. Con lo fichado en el mercado de invierno, tiene una plantilla de más calidad que una gran mayoría de equipos de Segunda División. Incluso de clubes que están por encima en la tabla, que quizás tengan un equipo base que saca mejores resultados, pero que van más justos de fondo de armario. Quiero creer que será así, porque va a ser vital para el esprint final.

Nos hemos quedado con las ganas de saber las prestaciones reales de jugadores como Keko o Vallejo, que tuvieron muy poco tiempo de participación. También si el parón le ha venido bien a David Simón para terminar de superar su lesión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una pretemporada, pero con puntos en juego