Un plan para fidelizar y compensar al socio por el abono no disfrutado

El Deportivo trabaja en una fórmula con descuentos en sus productos y una rebaja en los carnés de las próximas tres temporadas para sus aficionados


A Coruña / La Voz

El Deportivo trata de recomponerse ante el destrozo económico que le ha provocado la pandemia del covid-19 que asola España desde el mes de marzo. Porque a no todos los clubes les afectará igual el hecho de reanudar la competición con partidos a puerta cerrada. Aquellos que dispongan de una mayor masa social perderán más dinero que el resto, y más en Segunda, en donde lo recibido por la televisión incide menos que en Primera en el porcentaje global del presupuesto.

Así las cosas, según fuentes del club blanquiazul, la pérdida directa será de un 28 por ciento de los ingresos totales por abonos, es decir, unos 1,6 millones de euros, a los que luego habría que sumar la previsión de unos 400.000 euros más por venta de entradas en taquilla. Hay que tener en cuenta que en la recta final de las ligas hay siempre una mayor movilización de los aficionados y además al Dépor le quedaban partidos pendientes muy importantes contra vecinos que arrastrarían público como el del Sporting de Gijón y el de la Ponferradina; o rivales de entidad como el Rayo o el Huesca. A ello hay que sumar que en los días de partido se generan otro tipo de ingresos, como mayores ventas en la tienda, que también se perderán.

El golpe es duro. Más de dos millones de euros, entre lo que se debería devolver y lo que se dejaría de percibir. Por ello desde el club buscan fórmulas para amortiguar este déficit de alguna forma, y más teniendo en cuenta la enorme deuda heredada, todavía pendiente de aliviar, en parte, con las tres ampliaciones de capital también interrumpidas por la pandemia.

Según ha podido saber La Voz, el club está pendiente de que la Liga fije una estrategia común para todos los equipos; pero ahora mismo su idea pasa por hacer partícipe al deportivismo de propuestas para la devolución. La intención es devolver una parte de este abono no disfrutado en merchandising del equipo o entradas, y otra a través de la fidelización con la rebaja de un tanto por ciento (a concretar) del abono de las siguientes temporadas. Obviamente, también estaría la alternativa de la devolución íntegra de la parte proporcional de estos 6 partidos a puerta cerrada, pero la otra opción se entendería como un «gesto de fidelidad al club», con unas condiciones en las que la tarifa quedaría además congelada durante ese período de tiempo. Es decir, el precio sería el mismo en próximos ejercicios.

«El peso en abonados y en el día del partido es más grande en Segunda, no es como en Primera, en donde las televisiones tienen un peso más grande. Nosotros somos uno de los equipos más perjudicados en ese sentido, por el gran número de abonados que tenemos», explicaba recientemente Fernando Vidal.

El presidente blanquiazul expresaba también entonces la necesidad que tenía el club de que el deportivismo ayudara a la entidad en estos momentos, buscando fórmulas compensatorias que permitieran al Deportivo seguir con cierto alivio económico. «Queremos buscar algún tipo de acuerdo con los aficionados, teniendo en cuenta la necesidad que tiene el club. Hay que arrimar el hombro entre todos para que el club tire hacia arriba, porque, reitero, el apoyo económico de los socios para un equipo de Segunda es importantísimo», expresaba.

No será hasta las próximas semanas, en cuanto la Liga fije una estrategia común, cuando se le dé forma definitiva a esta idea que tiene ahora mismo encima de la mesa el consejo del Deportivo.

El Celta asume la devolución íntegra y el Lugo prefiere que su afición arrime el hombro

Los otros dos equipos gallegos profesionales de fútbol también se encuentran a la espera de lo que dictamine la patronal respecto al reintegro de parte del precio de los abonos. Pero parten de planteamientos diferentes, también teniendo en cuenta sus realidades económicas distintas.

Así las cosas, Carlos Mouriño es tajante a la hora de afirmar que el Celta quiere devolver el dinero correspondiente a sus aficionados. «Nosotros tenemos que seguir una línea que va a marcar la Liga y que tienen en estudio, pero fuimos de los primeros equipos que dijimos que devolveríamos el dinero íntegro a nuestros aficionados. A no ser que por alguna normativa nos lo impidan, los socios tendrán su dinero», avanzó hace unos días.

El Lugo, por contra, suplica a sus seguidores que piensen en la alternativa que más convenga a la entidad. «Para nosotros es muy difícil hacer este año un planteamiento de la devolución total. Tenemos que encontrar fórmulas para amortiguar esta falta de ingresos que tenemos ahora mismo y de hacerlo, aunque sea, en dos ejercicios. La idea es plantear tres o cuatro opciones al socio para que se adhiera, como un vale para la tienda o la reducción en la cuota para la próxima temporada. Queremos darle esas opciones para que ellos elijan cuál es la más conveniente, también con la idea de ayudar al club en estos momentos tan complicados. Una de esas opciones va a ser también la devolución», explicó el presidente del club, Tino Saqués.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Un plan para fidelizar y compensar al socio por el abono no disfrutado