Dani Giménez: «La gente que manda quiere que se juegue y hacen todo lo posible»

El meta quiere jugar y asume imposible el riesgo cero, pero pide protocolos claros y responsabilidades


Ni hastiado por un encierro que dice llevar bien, ni exultante por ver algo de luz. Dani Giménez (Vigo, 1983 )mantiene su discurso hilado y su equilibrio natural. El que ya tenía antes de todo esto. Ni mucho ni tan poco, pero tiene claro sus objetivos y sus demandas. Quiere jugar, pero con todas las reglas y escenarios perfectamente detallados.

—Parece que volverán a jugar.

—Todos queremos volver. Lo que pedimos es un protocolo claro. Que no sea la Liga la que diga cómo tienes que entrenar y realmente no sepan qué pasaría si hay un contagiado en las primeras jornadas. El protocolo actual lo veo muy forzado a empujarnos a empezar sí o sí. Lo que pedimos es un poquito de seguridad, tener un protocolo claro de actuación. Eso es básico.

—¿Es realista querer disputar los más de 100 partidos en total que restan en Segunda?

—Es difícil. Aparte los test no son 100 % fiables, que esa es otra. Tú puedes hacerte un test y contagiarte justo después de salir de la prueba. Es complicado pensar que ningún jugador se va a contagiar. Evidentemente, el riesgo cero no existe. No existe para ningún trabajo. Pero una empresa en la que 20 trabajadores no pueden asistir por estar contagiados tiene sus métodos de poder hacer algo. Un equipo en el que sus jugadores no puedan jugar, ¿qué pasa? La Liga debería dar un paso al frente y aclarar todos los escenarios posibles.

—¿Realmente no tiene ni idea de qué pasa si hay contagios?

—Nada. Ni idea. Yo creo que ellos tampoco tienen ni idea. Si lo que pedimos los jugadores es eso. Que alguien responda por el protocolo y que sea viable. Todos queremos jugar.

—Francia y Holanda canceladas. Italia parece que también lo hará. La Premier mirando a junio... Europa empieza a decantarse por anular las temporadas.

—Evidentemente, el presidente de la Liga española es completamente diferente a los de los otros países de Europa.

—¿En qué sentido?

—Tiene un carácter muy marcado. En ciertas cosas es una persona brillante y en otras es demasiado cabezón, en el buen sentido de la palabra. Creo que nadie lo va a sacar de su idea de iniciar esto. De todas maneras a él no le corresponde decidir. Le corresponde hacer lo que está haciendo, intentar que todos los equipos vayan a una de cara a la reanudación. A nosotros, junto con nuestros clubes, que están del lado de la Liga por temas económicos, nos toca tratar de arrancar un protocolo más claro. Trabajando, tocará llegar a acuerdos. De todas formas, que se suspenda la Liga dependerá del Ministerio y del Gobierno. Lo que no puede estar en el aire es que se esté empujando al fútbol a empezar a diferencia de otros deportes y que haya la sombra de la duda de esa reunión entre el CSD, la federación y la Liga en la que parece que soltando más dinero para federaciones de otros deportes se empuja al fútbol a empezar sí o sí. Entiendo que el fútbol financie a otros deportes, pero tampoco podemos ser moneda de cambio de nada.

—Alemania o Portugal quieren volver, pero su cifra de muertos es muy inferior a la española.

—España, igual que Italia, tiene el problema de que el escenario pandémico ha sido peor que en la mayoría de países. En Inglaterra está sufriendo muchísimo ahora. Yo veo difícil que se reanude la Premier, al menos en el corto plazo. Creo que con nosotros va a pasar algo similar. Yo miro más hacia finales de junio como el mejor de los casos. Pero al final esa cabezonería de los que mandan en esto pues es lo que está empujando. Y lo mismo pasa con la UEFA, la gente que manda lo que quieres es que se juegue y hacen todo lo posible. Los jugadores queremos jugar, pero de la manera más segura posible y sabiendo qué pasa en todos los escenarios que se puedan dar, que es algo que a día de hoy no tenemos. Es lo que pedimos y es lo que creo que los clubes también deberían pedir y no sé por qué no lo hacen. Creo que están primando más el aspecto económico que el de la propia clasificación.

—En Francia han decidido descender al Toulouse y al Amiens.

—Y supongo que esos dos equipos podrán reclamar. Aquí el tema es meter presión a los equipos que están abajo, que fuercen para empezar la competición de cualquier manera. Para eso es el protocolo, que lo que quiere es empujarnos a jugar. Nada más. El problema es que no está clara ni la norma y en Segunda es muy complicado porque hay un triple empate. Nosotros no hemos jugado los dos partidos contra el Oviedo, y aún por encima el Albacete tiene un partido menos. Al golaveraje general estamos en descenso, pero si se acaba la temporada, ¿qué cuenta? ¿El triple empate? En el particular contra el Oviedo solo hemos jugado un partido y hemos ganado. Es complicado porque no hay norma. Si la hubiese se sabría.

—¿Por qué hay tanta prisa?

—El tema económico evidentemente está primando. En cualquier caso, los jugadores tenemos que ser conscientes de que el riesgo cero no existe. Como cualquier otro nos podemos contagiar, pero si se contagia un equipo y no puede competir, estás adulterando una competición. Yo creo que si hay que parar 20 días, se para. Pero no quieren perjudicar la temporada siguiente, porque habrán hecho sus estudios y se pierde más dinero. Pero yo lo veo una tontería. Creo que es mejor terminarla aunque sea en octubre y si tienes que jugar una mini liga el año que viene, pues juegas una mini liga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Dani Giménez: «La gente que manda quiere que se juegue y hacen todo lo posible»