La incógnita de lo desconocido


Estamos delante de un escenario completamente nuevo para todos y eso hace que sea un poco incógnita saber cómo puede afectar. Pero lo que es seguro es que ningún equipo de Segunda División está diseñado para jugar partidos cada tres días de una forma continuada como requiere la situación y es difícil saber ahora mismo cómo afectará a unos y a otros.

Pero antes de empezar a pensar en competir, lo primero será poner a tono a los jugadores porque ni en verano tienen un parón tan prolongado en el tiempo. Estamos en un escenario de mes y medio o dos meses sin entrenar, como mínimo, porque lo de casa no cuenta. Eso es un cuento. Nadie tiene la posibilidad de trasladar un campo de fútbol a su casa. Ni siquiera los que disponen de grandes mansiones.

A partir de ahí, está claro que las plantillas más profundas de cada categoría podrían sacar algo de ventaja, porque este modelo de competir cada muy pocos días va a requerir de rotaciones. En ese sentido, a partir del cierre del mercado, el Deportivo tiene más donde elegir. Hay que pensar que los lesionados van a volver, este parón le ha venido bien, como al resto de los equipos, y yo quiero pensar que sí, que el Dépor tiene argumentos suficientes como para hacer rotaciones.

Esto todo es sobre el papel, porque yo sigo teniendo muchas dudas de que esto se vaya a poder reanudarse, salvo que el campeonato invada bastante la próxima temporada.

El Deportivo, ante la preparación para una liga diferente

Iván Antelo

Jugar dos partidos por semana de forma continua tras un largo parón obligará al equipo blanquiazul a un desafío inédito, cogiendo ritmo y corrigiendo errores mientras compite

El plan que maneja la Liga para la Segunda División es que se reanude y se celebre en el mínimo espacio de tiempo posible. Es decir, que las once jornadas que faltan (mas la reanudación del Rayo-Albacete interrumpido por los insultos a Zozulia) se disputen como mucho en poco más de un mes. Fútbol cada tres días, como están dispuestos a aceptar federación y jugadores, o incluso menos, como pretende la patronal. Será, por tanto, una liga completamente diferente a la que estaba prevista.

En ese sentido, el Deportivo es uno de los equipos con más profundidad de plantilla, un factor que puede ser determinante en la reanudación. Y es que además de las fichas del primer equipo (22), tiene a Hugo Vallejo y Mujaid con licencias del Fabril, pero con total dinámica de Segunda División. Catorce de los veinticuatro jugadores que maneja Fernando Vázquez han jugado al menos 15 partidos en el presente campeonato. Y ahí no están incluidos los fichajes invernales (Sabin Merino, Çolak, Agbo, Keko, Beauvue y Vallejo), que en mayor o menor medida también estaban participando cuando se produjo el parón. Los más alejados de la dinámica competicional son Luis Ruiz (11 encuentros) y David Simón (3), amén del portero suplente Jovanovic y de Ba, incorporado la semana de la suspensión.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La incógnita de lo desconocido