Barça y Madrid se interesan por Teresa Abelleira, que medita renovar en el Deportivo

La centrocampista gallega ya rechazó cinco ofertas, algunas que superan las cantidades que maneja para seguir de blanquiazul, pero ahora debe decidir si renueva o se deja querer por los más grandes


«Me quedo, no me quedo, me quedo, no me quedo...». Teresa Abelleira pasa las horas de esta semana deshojando la margarita. Por un lado, ella está encantada en A Coruña y en el Deportivo, en donde es una de las capitanas y donde se siente querida y mimada por todos los estamentos (club, entrenadores, plantilla de jugadoras y afición). Pero, por otro, su buena temporada ha despertado el interés de grandes equipos que colmarían sus aspiraciones deportivas y le llenarían los bolsillos con más dinero. Y he ahí la difícil decisión, que ya tiene que ser inminente por la premura en la planificación que está llevando el club blanquiazul.

El Deportivo ya ha movido ficha, pero no puede esperar mucho más por ella, ya que se quedaría sin opciones de buscarle una sustituta de garantías, ahora que el mercado aún no se ha vuelto loco. Le ha ofrecido renovar por dos años, estirando al máximo sus posibilidades económicas (los recursos que un club masculino de Segunda dedica a su conjunto femenino no son los mismos que los de otros).

Además del esfuerzo, del que Teresa es consciente, a favor de continuar también juega que por el momento ya hay 11 futbolistas de la actual plantilla que tienen contrato o han aceptado continuar (Sullastres, Cris, Bedoya, Iris, Arbeláez, Merino, Gaby, Kika, Athenea, Peke y Michelle) y que varias futbolistas más hayan apalabrado su renovación. Además, con 20 años, el Deportivo le daría a Tere Abelleira los minutos necesarios para su progresión.

Precisamente todo esto ha hecho que Teresa ya haya rechazado cinco ofertas de otros equipos, algunas económicamente superiores, como la del Rayo. Desde hace unos meses sus asuntos los lleva una agencia de representación, Pineda Sport, que además le ha traslado ahora el interés de varios grandes, como el Barcelona o el Real Madrid, así como de otros clubes de Francia y Alemania, dos de las mejores ligas de fútbol femenino de Europa. Estos equipos le darían más dinero y proyectos deportivos más ambiciosos, pero tendría que salir de casa y empezar de cero a la hora de ganarse minutos frente a jugadoras más contrastadas.

Todas estas ofertas e intereses ya las tiene encima de la mesa, y ahora será la propia Teresa Abelleira la que decida. ¿Deportivo, o arriesgar por si cuaja el interés de alguno de los grandes?  

La federación plantea un final exprés para el fútbol no profesional

PABLO PENEDO

De Segunda B para abajo solo se jugarían los «play-off» a partido único, no habría descensos y se aumentarían grupos en algunas categorías

El mantra de que las competiciones españolas de fútbol deben llegar a su término bajo los mismos parámetros con los que arrancaban a finales del pasado verano, así haya de jugarse en el mes de julio, queda reservado ya para el balompié de los millonarios contratos televisivos. Al menos, si la propuesta formulada a última hora de la tarde de ayer por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) alcanza el respaldo suficiente entre los entes territoriales. Viendo que el estado de alarma decretado por la pandemia del COVID-19 no parece cerca de decaer, la federación ha puesto sobre la mesa la propuesta de «dar por finalizada la competición regular mediante un mecanismo exprés planteado a través de un modelo uniforme en todo el fútbol no profesional español llevado a cabo de la misma manera en todas las comunidades autónomas». Una propuesta que abarcaría la Segunda B, Tercera, las competiciones de ámbito estatal del fútbol femenino y fútbol sala, así como todas las competiciones estatales de la categoría juvenil. Con una salvedad, los ascensos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Barça y Madrid se interesan por Teresa Abelleira, que medita renovar en el Deportivo