El Deportivo ya negocia con la plantilla posibles recortes

Los rectores del club ya han mantenido una primera toma de contacto con los jugadores para anunciarles que no harán ERTE entre ellos, pero sí les piden una reducción salarial en caso de pérdidas irrecuperables


El Deportivo no está parado. El consejo de administración de la entidad blanquiazul ya ha iniciado las conversaciones con la plantilla del primer equipo para ver cómo se muestran los futbolistas de cara a las medidas económicas que tendrá que tomar la entidad en las próximas semanas.

De momento, solo ha sido una primera toma de contacto, en la que el consejo de administración ha trasladado a la capitanía su postura en esta crisis económica provocada por el estado de emergencia decretado por el Gobierno de España a consecuencia de la pandemia que está castigando al planeta. En ese encuentro hubo un mensaje claro: no habrá ERTE para los jugadores, pero sí necesidad de que tengan un gesto de buena voluntad accediendo a un recorte salarial.

De momento, el Deportivo está actuando con mucha cautela a la espera de ver cómo transcurren los acontecimientos, pero con una nómina de empleados que supera los 170 y la enorme deuda económica que arrastra (superior a los ochenta millones de euros), todo hace prever que en breve se verá abocado a adoptar medidas poco deseables, aunque probablemente necesarias para garantizar la viabilidad futura de la entidad.

Dudas sobre el beneficio del ERTE

En lo que al primer plantel se refiere, el mensaje fue claro: no habrá ERTE. En este sentido, hay dudas en cuanto a la manera en la que podría afectar esta medida en las cuentas del club. Los expertos consultados por La Voz no se ponen de acuerdo a la hora de asegurar sobre qué cantidad se aplicaría la reducción salarial, en el caso de los futbolistas profesionales. Varios son los que sostienen que sobre la ficha bruta de cada jugador, lo que sí supondría un importante ahorro económico para la entidad. Otros, y en esa línea se mueven los rectores del Deportivo, consideran que la reducción solo afectaría a la nómina de los jugadores (unos 4.500 euros brutos mensuales) ya que el grueso de sus remuneraciones corresponde a otros conceptos y no computaría en este caso. Bajo este prisma, entiende el club que el ahorro sería mínimo haciendo un ERTE en la primera plantilla, por lo que tendría más desventajas que ventajas.

Además, se considera en la plaza de Pontevedra que el plantel, aunque ajustándose a las posibilidades, está entrenándose cada día e incluso atendiendo a los compromisos del club, como son las ruedas de prensa o entrevistas solicitadas por los medios de comunicación.

No obstante, en el encuentro a distancia mantenido entre el presidente del club, Fernando Vidal, y el capitán, Álex Bergantiños —posteriormente, trasladado por este al resto de jugadores—, el dirigente dejó claro al futbolista que el Deportivo necesita que todos remen en la misma dirección.

Con la suspensión de la junta extraordinaria en la que se iba a someter a juicio de los accionistas las tres ampliaciones de capital por valor de setenta millones de euros, la situación económica del Deportivo sigue siendo gravísima. Aun habiendo reducido casi a la mitad la deuda concursal inicial de 160 millones de euros (actualmente debe 84 más 14 de intereses por la reorganización del débito), el club continúa en la uci.

El 84 % de los ingresos presupuestados de cara al presente ejercicio corresponden a la televisión (8,3 millones), la publicidad (2,7) y los abonos y taquillas (4,8). En total 15,8 millones de euros.

Como todavía falta por disputarse aproximadamente la cuarta parte de la competición, en caso de que esta no se reanude, el club perdería la cuarta parte de esta cantidad. Es decir, unos 4 millones de euros. Sin duda, un duro golpe para la economía de la entidad. Pero, incluso en el caso de que se puedan jugar los encuentros que faltan, todo apunta a que sería a puerta cerrada, con lo que la televisión se mantendría, pero 1,23 millones de abonados y una parte importante de publicidad, no. Además, entre los partidos que quedan está el del Sporting, que siempre reporta importantes beneficios. Algunas fuentes elevan a dos millones de euros las pérdidas estimadas en caso de jugarse lo que queda a puerta cerrada. Por este motivo, el Deportivo apela al compromiso de los jugadores para que accedan a una rebaja salarial en caso de que se produzca alguna de estas circunstancias.

Sensibilización

Y todo hace indicar que lo va a encontrar. Los futbolistas blanquiazules, en su gran mayoría, están sensibilizados con la situación y entienden que es momento de arrimar el hombro, en el caso de que el club pierda dinero por este motivo.

Consideran que lo ideal es ir de la mano con la entidad y pondrían como condición que si, finalmente, se reanuda la competición sin pérdidas para el Deportivo (ya sea porque se juegue a puerta abierta, o porque la Liga y la Federación decidan compensar las pérdidas), ellos vayan a cobrar el contrato íntegro. Bajo esta lógica premisa, están dispuestos a negociar y respaldar al club en las decisiones a tomar.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Deportivo ya negocia con la plantilla posibles recortes