El Deportivo vuelve a ser un coladero

Naufragó en un lastimoso partido en defensa frente a un Almería que lo acribilló sin piedad

Cuatro bofetadas y nada menos que 46 goles en contra han enterrado los últimos efluvios de remontada del Deportivo, que en Almería se estrelló sin remisión. El 4-0 endosado por el equipo de Guti duele, más que por la entidad de un rival gestado a golpe de talonario para subir a Primera, a causa de los reactivados problemas de este equipo para resguardar su propia portería y, a partir de ahí, crecer hacia la contraria. La racha de los siete triunfos seguidos ya es historia, mientras en las cuatro últimas jornadas encajó ocho goles y apenas sumó dos puntos para hundirse de nuevo en posiciones de descenso. Las urgencias regresan.

Las áreas se han convertido en territorio de arenas movedizas para un Dépor a ratos fluido en la elaboración, pero muy inferior allí donde se deciden los partidos. En las cercanías de Dani Giménez pecó de mandíbula de cristal, pues los dos únicos soplidos del Almería le hicieron besar la lona. En ambos Peru ofreció su peor cara. Con el recuerdo aún en aquel tercer gol del Zaragoza en el que Luis Suárez le ganó la tostada, la mermelada y la mantequilla, anoche a los diez minutos pifió ante Darwin Núñez tras un mal centro desde la derecha de Balliu. Al uruguayo le favoreció el rebote en las piernas de Montero para quedarse solo ante la portería coruñesa y fusilar a placer. Al filo de la media hora llegó el segundo. Por la misma banda, una cabalgada de Corpas habilitó la llegada desde atrás del propio Balliu, quien tampoco halló oposición alguna en la salida al paso del canterano del Athletic.

El partido había pintado mal desde el pitido inicial para el Deportivo, con Bóveda lesionado y, sin defensas ni laterales en el banquillo, sustituido por un Hugo Vallejo poco afortunado. Ya por detrás en el marcador, a los coruñeses les salía carísimo elaborar juego, unas veces lastrado por su propia lentitud y otras a causa de un Almería agazapado que le regaló el dominio sin sonrojo. Ni Uche ni Çolak acertaron en disparos lejanos después de larguísimas cocciones. Apenas Mollejo respondió al toque de corneta del turco. Ambos habían gestado al cuarto de hora la mejor combinación que Merino no alcanzó a rematar en boca de gol.

Pese a los dos goles por debajo, Vázquez no movió la línea de tres centrales en el descanso, sino que apenas intercambió delanteros para dar entrada a Beauvue. Solo cambió la filosofía del partido, con un ida y vuelta que acabó por sentenciar al Deportivo. El excéltico no había arrancado ni una carrera cuando Dani Giménez ya había salvado el tercero tras un disparo colocado de Villalba desde la frontal. Tras una ocasión de Mollejo que cazó un rechace en el área, pero remató alto, un error en la salida del balón volvió a desnudar a la defensa. Corpas chutó al palo, pero Juan Muñoz no perdonó para marcar el tercero a puerta vacía.

Pese a la superioridad en la posesión, ni un solo disparo a puerta había protagonizado el Dépor hasta que el minuto 81. A nueve del final, Koné, quien jugó por la izquierda, chutó el primer disparo a puerta de los blanquiazules. Fernando paró tirándose al suelo. El meta salvó poco después el gol de la honrilla en un chut de Aketxe que se estrelló en el larguero y botó cerca de la línea. El vasco falló luego bajo palos un gran centro de Koné. Como si fuera el tirón de orejas final, otra vez marcó el Almería tras un nuevo error defensivo de Montero, el pase de la muerte de Corpas y la última bala del pistolero Núñez. Este Dépor es un coladero.

Ficha técnica:

4 Almería: Fernando, Balliu, Iván Martos, David Costas, Maras, De la Hoz, Fran Villalba (Enzo, min. 80), Corpas, Vada (Aguza, min. 65), Juan Muñoz (Appiah, min. 76) y Darwin Núñez.

0 Deportivo: Dani Giménez, Peru, Aketxe, Mollejo, Montero, Sabin Merino (Beauveu, min. 46), Colak (Koné, min. 67), Gaku, Bóveda (Hugo, min. 7), Agbo y Mujaid.

Goles: 1-0, min. 12: Darwin Núñez; 2-0, min. 29: Iván Balliu; 3-0,min 53 Juan Muñoz; 4-0 min.90 Darwin Núñez

Árbitro: Trujillo Suárez (Canarias). Amonestó a Peru y Mollejo por los visitantes.

Incidencias: Partido de la 31 jornada de LaLigaSmartBank disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos (Almería) ante 9.116 aficionados

El Dépor, ni por delante, ni por detrás

xurxo fernández

El mayor revés del curso coincide con la falta de ocasiones creadas: el primer tiro
a puerta fue en el 81

En la anterior racha de partidos sin ganar, que se extendió entre la jornada inaugural del curso y la última de la primera vuelta, el Deportivo estableció la omertá. Sus jugadores tenían prohibido conceder entrevistas, por si en el careo deslizaban algún detalle acerca de las fechorías que podían estar conduciendo a semejante ruina. Recuperada el habla, Ager Aketxe reflexionaba acerca del modelo elegido para la rehabilitación, su elevada exigencia y su dependencia de los buenos resultados para evitar fracturas: «Puede ser -admitía en torno a la alta relación entre los triunfos y la implicación con la propuesta-. A todo jugador le gusta tener balón. Cuando juegas en la calle a los ocho años quieres tener la pelota en los pies. Pero lo que nos ha llevado a la mejor racha del equipo ha sido este modelo, así que toca ser humildes y seguir por ahí». Una apreciación similar a la realizada por Peru Nolaskoain tras el derbi. Almería servirá de test.

Seguir leyendo

Votación
5 votos
Comentarios

El Deportivo vuelve a ser un coladero