La revolución de los fichajes del Dépor, aún por concretar

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

El impulso de los siete refuerzos del club se limita por ahora a los goles de Sabin y los destellos de Çolak

06 mar 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Más que reforzarse, el Deportivo ha puesto patas arriba su plantilla con siete refuerzos de invierno. No hay constancia de que durante su centenaria historia el club hubiera propinado tal revolcón de invierno al equipo diseñado en verano. Con solo dos puntos de margen sobre el descenso en esta pobre temporada, todos siguen pendientes de que la transformación tenga el efecto deseado. Una nueva final llega mañana (21.00 horas, Gol) en Almería.

çolak

El esfuerzo defensivo emborrona su liderazgo en ataque

Fue el primero, al tiempo que el más deseado, de los refuerzos, y no tardó en explicar las causas. Marcó en cuanto debutó frente al Racing de Santander en su segunda etapa como deportivista, y exhibió aquello que se le reclama: acierto y decisión. Pero su posición más replegada en el campo y el esfuerzo defensivo al que lo obliga la actual pelea del equipo por la permanencia apenas le están dejando brillar. Así lo explicó Vázquez hace solo unas semanas: «Çolak está haciendo un esfuerzo tremendo, porque estamos jugando de una manera determinada y él no está jugando donde más disfrutaría del fútbol».

sabin merino

Cuatro goles y doce puntos en un arranque demoledor

De la frialdad de su fichaje se pasó a la alegría desbordada de los cuatro goles seguidos que marcó y permitieron sumar doce puntos en el famélico casillero blanquiazul. Nunca había disfrutado de un explosión de efectividad tan espectacular, había reconocido el delantero. Tras lesionarse (solo se perdió el partido contra el Alcorcón) no marcó contra el Girona, el Zaragoza y el Lugo, cuando ni siquiera acertó con la portería, pues todos sus disparos o fueron bloqueados o se perdieron fuera. Como Çolak, su frescura ante la red rival también se resiente por el trabajo defensivo.