Billete a cuartos conseguido para el Liceo

Venció por la mínima al Forte deI Marmi y podrá optar a la primera plaza del grupo D en la última jornada ante el Oliveirense


Europa ya es un poco más verde. El Liceo cumplió su cometido. Venció al Forte dei Marmi en un partido muy igualado y se aseguró una plaza en cuartos de final de la Liga Europa. Al cuadro italiano solo le valía ganar. No había otra opción. Y no se lo puso fácil a Liceo. Una victoria trabajada y un gol de la victoria en el último minuto, que hizo vibrar a los tres mil aficionados que arroparon al Deportivo Liceo en Riazor.

A los de Copa les costó entrar en el partido. Los primeros disparos a puerta del encuentro los protagonizó el Forte, consciente de que no debía desperdiciar ni un solo segundo en intentarlo. Franco Platero, que la temporada pasado militó en el conjunto italiano, fue el primero en despertar a la grada con una recuperación que acabó con la bola al hierro.

Una tarjeta azul para el jugador del Forte, Davide Motaran, tras una falta en el área, le permitió a Dava Torres anotar el primer gol del partido desde el punto de penalti. Los verdiblancos sacaron su carácter. Pero de nuevo, el balón parado devolvió las tablas al marcador con un tanto, también de penalti, de Federico Ambrosio.

Platero pudo inclinar la balanza a favor del Liceo desde los cinco metros, pero el meta italiano realizó una gran intervención. El Liceo no cesó en el intento de buscar portería. Por activa y por pasiva. Marc Grau, tras una gran recuperación, tuvo una de las grandes ocasiones antes del descanso. Por contra, Carles Grau también salvó al conjunto verdiblanco de la remontada italiana.

Llegó el descanso con un partido igualado al máximo. Al Liceo le valía este resultado, pero quería más. Quería los tres puntos que le permitiesen llegar a la última jornada de Liga Europa con opciones de disputarle el liderato a los portugueses del Oliveirense.

La grada cumplió. La afición, no dejó de animar y apoyar a los suyos, No querían sustos. El mismo cinco inicial que arrancó el partido repitió en el comienzo del segundo periodo. Las continuas embestidas verdiblancas no conseguían otorgarle el premio del gol. La gran actuación del meta Ricardo Gnata era la culpable. Carles Grau también se ocupó de frenar los disparos de Jordi Burgaya. Dos errores defensivos permitieron un mano a mano de Davide Motaran y Federico Ambrosio, ambos revertidos por el meta del Liceo.

Acoso verdiblanco

El tanto de la tranquilidad no llegaba y la ansiedad en el juego quedaba patente en cada ataque. Juan Copa pidió tiempo muerto. La afición arropaba cada ataque de los suyos y una sonora pitada retumbaba en el Palacio cada vez que los italianos se hacían con la bola. Pero el acoso del Liceo era incesante, pero sin premio final. El tiempo corría en contra, y aunque el resultado le valía para pasar a cuartos, les dejaban sin opciones de ser primeros.

Una falta sobre Dava Torres provocó la segunda tarjeta azul para los italianos. El capitán falló. Pero el balón parado volvió a dar otra oportunidad. Dava Torres volvió a errar desde el punto de penalti. Un minuto para el final. La afición empujaba hasta que, el pichichi del equipo, Marc Grau, puso el segundo. Riazor se puso en pie. El equipo se abrazaba. El objetivo estaba cumplido. A segundos para el final, de nuevo el de Lloret pudo ampliar el marcador con una falta directa. La paró Gnata pero el billete ya estaba en el bolsillo. Costó, pero el conjunto verdiblanco llegará a la sexta y última jornada de la Liga Europa con opciones de ser primeros de grupo. Primer match ball de la temporada superado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Billete a cuartos conseguido para el Liceo