Mujaid, el quinto Beatle del Dépor

Apadrinado por los cuatro vascos de la plantilla, el todavía fabrilista acapara la atención de Fernando Vázquez, empeñado en limar sus defectos para adaptarlo a varios sistemas y convertirlo en referente


Almuerzos, confidencias, un brazo por encima del hombro, horas de distracción compartida... Hay campañas de captación más sibilinas que la lanzada por los leones en feudos del Deportivo. A pecho descubierto, anunciada incluso delante de las cámaras de la tele pública. «Nos juntamos ayer los cuatro ex del Athletic más Mujaid y vimos el partido. Disfrutando de que a unos amigos, gente a la que aprecias, les vaya bien», se delataba Bóveda en la TVG; confirmando, con motivo del triunfo copero ante el Barça, que el conjunto vasco ha puesto otra pica en Logroño. Idéntica a la que vistió de rojiblanco a Llorente o Aranzubia. El objetivo esta vez es la joya de la cantera coruñesa, a quien Fernando Vázquez ha convertido en cuestión personal, como antes hicieran Seedorf, Luis César o Luisito.

La embajada que San Mamés ha abierto en Abegondo se ha ido nutriendo con el avance de la campaña, y sus miembros han hecho piña. A la última rueda de prensa de Nolaskoain, el pasado lunes, asistieron como público Aketxe y Sabin Merino; junto a ellos, otra vez Mujaid —también Vallejo, pero no hay indicios de que la séptima provincia vasca se vaya a localizar en Granada—. El todavía fabrilista cubría después con Ager, Peru y Eneko el trayecto que separa el vestuario de los campos de la ciudad deportiva. Ayer hacía el camino inverso abrazado al ex del Cádiz. Ya es un miembro más del grupo de moda en Abegondo. Un Brian Epstein. El quinto Beatle.

El cambio de compañías es solo una muestra más del salto del jugador, cuya ficha en el filial tiene fecha de caducidad a la vista. Reconocido como el valor de futuro más potente del club, ejerce además de referencia para canteranos, como prueba de que, al menos una vez por década —hay propósito de mejorar la frecuencia—, puede haber esperanzas de promoción en el primer equipo.

Desde el debut hace dos años a las órdenes del holandés efímero, hasta el actual despuntar de Mujaid, hubo un curso en blanco por culpa de la mala cabeza, una reaparición desafortunada en Vallecas y un paso más brillante por el lateral. Ahora, Fernando Vázquez ha dado con la plaza clave para el zaguero, a la derecha de una línea de tres centrales; pero el técnico trabaja para cuando el equipo esté listo para su siguiente paso, y el portador del 29 no puede quedar rezagado.

Disfrazado de sistema de riesgo, como gusta de calificar el míster cualquier alteración en su actual muro, ayer volvió a ensayar con una defensa de cuatro. En el centro de la misma, un vasco antiguo y el adoptivo.

Ensayo con Peru de central

Recibir al máximo goleador de la categoría, el delantero de mejores condiciones de Segunda, exige un plan específico, y quizá un retoque que atienda a las virtudes del adversario. Pocos como Stuani en el duelo aéreo y el remate de cabeza. Menos aún en el Deportivo, desprovisto de los Duarte y Marí del curso pasado. Por eso hay opciones de que el viernes Nolaskoain abandone la medular y actúe más retrasado.

Las pruebas reunieron a Peru con su nuevo amigo: hizo pareja con un Mujaid que no disfrutó del ensayo. En él se cebaron las correcciones del entrenador, que detuvo en dos ocasiones el ejercicio para explicarle cuándo debía presionar y cuándo soltar la marca. También cómo cerrar la zona de remate sin un Somma que le guarde la espalda. El listado de futbolistas que dieron el estirón con Vázquez es amplio, y está empecinado en sumarle al quinto león del Dépor.

7-2: el Deportivo femenino golea al Valencia en Riazor en una noche histórica

Iván Antelo

Peke y Athenea completan la fiesta del equipo coruñés en el estadio herculino fabricando los cinco primeros goles que meten a las blanquiazules en cuartos de Copa

Más importante que la victoria, más relevante que pasar a cuartos de final de la Copa de la Reina, el Deportivo necesitaba brindar un buen espectáculo. Jugaba su primer partido oficial en Riazor y ante un buen número de espectadores que posiblemente se enfrentaban ante su primer partido de fútbol femenino en directo.

Y he ahí la trascendencia. Porque jugaban por ellas, por sus egos, pero también por todas las niñas que vienen por detrás y que sueñan con un futuro mejor. Por eso era imprescindible que se viera la clase de Teresa, el dominio del juego de Iris, los gestos técnicos de Peke y de Athenea... Que se viera que el fútbol femenino también puede ser entretenido. En definitiva, animarlos a volver. Y eso se consiguió. A la media hora las blanquiazules ya habían celebrado tres tantos y habían levantado más de un ole. Y además se ganó. Se goleó (7-2). Poco más se le pudo pedir a la noche.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Mujaid, el quinto Beatle del Dépor