7-2: el Deportivo femenino golea al Valencia en Riazor en una noche histórica

Iván Antelo A CORUÑA

TORRE DE MARATHÓN

Eduardo Pérez

Peke y Athenea completan la fiesta del equipo coruñés en el estadio herculino fabricando los cinco primeros goles que meten a las blanquiazules en cuartos de Copa

12 feb 2020 . Actualizado a las 09:23 h.

Más importante que la victoria, más relevante que pasar a cuartos de final de la Copa de la Reina, el Deportivo necesitaba brindar un buen espectáculo. Jugaba su primer partido oficial en Riazor y ante un buen número de espectadores que posiblemente se enfrentaban ante su primer partido de fútbol femenino en directo.

Y he ahí la trascendencia. Porque jugaban por ellas, por sus egos, pero también por todas las niñas que vienen por detrás y que sueñan con un futuro mejor. Por eso era imprescindible que se viera la clase de Teresa, el dominio del juego de Iris, los gestos técnicos de Peke y de Athenea... Que se viera que el fútbol femenino también puede ser entretenido. En definitiva, animarlos a volver. Y eso se consiguió. A la media hora las blanquiazules ya habían celebrado tres tantos y habían levantado más de un ole. Y además se ganó. Se goleó (7-2). Poco más se le pudo pedir a la noche.

El partido no pudo empezar mejor. Peke y Athenea fabricaron el primer gol a los cinco minutos. La vizcaína desequilibró por banda derecha y asistió a la cántabra para el 1-0. Y es que aunque Sullastres se viera obligado a realizar una salida desesperada para corregir una ganada de espalda a la zaga local, lo cierto es que enseguida el equipo de Manu Sánchez haría el segundo. Athenea le devolvió la asistencia a Peke, con la colaboración de Gaby, sin llegar a tocar el balón (minuto 15).