El mes y medio que puede haber cambiado la historia del Deportivo

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

Desde que el 17 de diciembre anunció su candidatura a la presidencia, Fernando Vidal y su consejo de administración han conseguido que un club que caminaba hacia la Segunda B, sueñe con el ascenso

04 feb 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Hay fechas que merecen ser recordadas en la historia de las personas, de los países, de las empresas y, en este caso, de los clubes de fútbol. Si al Deportivo se refiere, están su fundación, su primer partido oficial, el ascenso a Primera, el subcampeonato de Liga, la conversión en SAD, el primer título, la Liga... Y ahora habría que incluir el 17 de diciembre del 2019. El día que puede haber cambiado la historia del Real Club Deportivo de La Coruña.

Aquella noche, con el equipo colista tras 19 jornadas consecutivas sin ganar y con pie y medio en Segunda B, Fernando Vidal tomó la palabra en la junta de accionistas y anunció un acuerdo con Abanca que garantizaba la viabilidad de la entidad incluso en caso de descenso. Al mismo tiempo, daba un paso al frente para presidir el centenario club. Para ello se apoyó, además de en sus consejeros, en Juan Carlos Rodríguez Cebrián, cuya implicación está siendo máxima desde el primer día.

Un mes y medio después, el Dépor lleva seis victorias consecutivas, Riazor es una fiesta en cada partido y el «¡Pódese!» se grita pensando más en la promoción que en la permanencia.