El mes y medio que puede haber cambiado la historia del Deportivo

Desde que el 17 de diciembre anunció su candidatura a la presidencia, Fernando Vidal y su consejo de administración han conseguido que un club que caminaba hacia la Segunda B, sueñe con el ascenso


Hay fechas que merecen ser recordadas en la historia de las personas, de los países, de las empresas y, en este caso, de los clubes de fútbol. Si al Deportivo se refiere, están su fundación, su primer partido oficial, el ascenso a Primera, el subcampeonato de Liga, la conversión en SAD, el primer título, la Liga... Y ahora habría que incluir el 17 de diciembre del 2019. El día que puede haber cambiado la historia del Real Club Deportivo de La Coruña.

Aquella noche, con el equipo colista tras 19 jornadas consecutivas sin ganar y con pie y medio en Segunda B, Fernando Vidal tomó la palabra en la junta de accionistas y anunció un acuerdo con Abanca que garantizaba la viabilidad de la entidad incluso en caso de descenso. Al mismo tiempo, daba un paso al frente para presidir el centenario club. Para ello se apoyó, además de en sus consejeros, en Juan Carlos Rodríguez Cebrián, cuya implicación está siendo máxima desde el primer día.

Un mes y medio después, el Dépor lleva seis victorias consecutivas, Riazor es una fiesta en cada partido y el «¡Pódese!» se grita pensando más en la promoción que en la permanencia.

Paz social

Consenso alrededor del consejo de Fernando Vidal

Durante los cinco años que Tino Fernández estuvo al frente del Deportivo se encontró con un importante obstáculo: la guerra social. El consejo de administración del empresario de nuevas tecnologías tuvo que soportar un ambiente enrarecido, que intentó aplacar sin éxito.

Tras su marcha, la llegada de Paco Zas no hizo sino empeorar la situación. Hubo una tregua mínima, que tuvo lugar coincidiendo con el play-off de ascenso contra el Málaga y el Mallorca. Parecía que el «lume» prendía. Pero llegó la frustración de Son Moix y el distanciamiento con una parte de la grada volvió a hacerse notable.

Con el nuevo curso y los pésimos resultados, la ruptura fue absoluta. Zas y sus consejeros tuvieron que aguantar durante varios partidos pañoladas en Riazor, gritos de «¡Directiva, dimisión!», e incluso algún que otro desplante por la calle.

El discurso de Fernando Vidal, el 17 de diciembre, sirvió para obtener una tregua del sector más crítico. El trabajo en la sombra ordenado por el consejo está sirviendo también para que esa paz social se mantenga de manera indefinida.

Guiño

Recuperación de las rayas verticales en dos partidos

Un conflicto heredado por Paco Zas fue la elección esta temporada de una camiseta con rayas horizontales, en lugar de las tradicionales verticales. No gustó a la grada esta decisión pactada el año anterior. Sin embargo, poco podía hacer ahí el ya expresidente.

La primera medida adoptada por Fernando Vidal a su llegada al club fue pedir un permiso especial a la Liga para que los dos primeros partidos suyos en Riazor como presidente le permitiera recuperar las rayas verticales. Sin duda un gesto que la hinchada agradeció.

Planificación deportiva

Siete fichajes y seis salidas en solo un mes

Aunque para poder comprobar el rendimiento, y por lo tanto certificar el acierto, habrá que esperar todavía a final de temporada, el club se ha movido de forma diligente en lo que a aspectos deportivos se refiere en el mercado invernal.

Desde el primer día, Vidal dio a Richard Barral la capitanía de la nave para que preparase un Dépor nuevo, con el claro objetivo de escapar cuanto antes de los puestos de descenso.

Mandó a Carmelo del Pozo de vacaciones, como paso previo a su posterior despido, y puso al técnico coruñés al frente de las operaciones. Un entrenador y siete futbolistas contrató en el plazo de apenas un mes para lavarle la cara al equipo. Jugadores, en su mayoría, con experiencia y kilómetros en el élite del fútbol internacional que aceptaron el reto de venir al colista de Segunda División.

Dos de esos futbolistas ya han firmado cinco goles con la elástica blanquiazul (cuatro Sabin Merino y uno Çolak) que han permitido al conjunto coruñés sumar 12 puntos y salir de decenso.

Identificación

Apuesta por la experiencia y el enganche de Fernando Vázquez

Pocas cosas tenía tan claras Fernando Vidal cuando dio el paso en la junta como quién iba a ser su entrenador. El ahora presidente blanquiazul realizó una apuesta de identidad: Fernando Vázquez. «Sentía que tenía una deuda con él por no haber hecho más cuando se le destituyó», reconocería semanas después el dirigente.

Y esa apuesta fue por un entrenador identificado con el Deportivo, querido por la grada, pero además, con una importante experiencia y respeto ganado en el fútbol español. El inicio no pudo haber sido mejor: cuenta sus partidos por victorias.

Iniciativas

Riazor pasó de menos de diez mil espectadores a más de veintisiete mil

El consejo de administración blanquiazul sabe que, a veces, no llega con el trabajo diario y con que el balón entre. Hace falta un impulso para contagiar a la afición. Y lo ha sabido llevar a cabo a través de iniciativas con las que está fomentando la asistencia al campo de fútbol.

Cuando llegaron, Riazor presentaba entradas de menos de diez mil espectadores. El pasado sábado, contra el Las Palmas, más de 27.000 incondicionales dieron colorido y ambiente al templo blanquiazul. Precios más que populares con ofertas puntuales para los partidos como local ayudaron a crear ambiente.

El reparto de camisetas entre todos los asistentes con los colores del club, un gran escudo en la espalda, y el lema: «¡Pódese!» en el pecho fue recibido con alegría y agradecimiento por parte de los orgullosos seguidores deportivistas.

Economía

Importante acuerdo con Abanca que garantiza la viabilidad del club

La gran apuesta del actual consejo de administración del Deportivo fue el acuerdo con Abanca para obtener, de forma inicial, un préstamo de cinco millones de euros, que el banco recuperará en acciones del club. Con esta maniobra, la entidad blanquiazul pudo aumentar el tope salarial en dos millones de euros.

Dentro de ese pacto, está previsto que la entidad financiera siga capitalizando deuda, de manera que en pocos años pueda reducirse la mochila heredada en un porcentaje muy elevado.

Relaciones

Condonación de la deuda del Bergantiños por la cesión del estadio para la Copa

Al llegar al club, Fernando Vidal quiso hacer borrón y cuenta nueva y no arrastras ningún tipo de rencilla del pasado. Y cumplió desde el primer minuto. Ayer se hizo pública la decisión tomada por el Deportivo de perdonar al Bergantiños los gastos que supuso la apertura de Riazor para el partido de Copa que disputó el club carballés frente al Sevilla. La cita había despertado una controversia que la entidad coruñesa ha terminado de eliminar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos
Comentarios

El mes y medio que puede haber cambiado la historia del Deportivo