Eficacia ofensiva del Deportivo para alcanzar la sexta victoria seguida


El Deportivo, tras cinco victorias consecutivas, volvía a su estadio, donde había conseguido cuatro triunfos, cuatro empates y cuatro derrotas, con 14 goles a favor y recibiendo 17. El Las Palmas, en cambio, visitaba Riazor sin haber ganado en los últimos cinco encuentros. Como visitante, acumulaba cuatro victorias, cuatro empates y cuatro derrotas, con 11 goles a favor y 12 en contra.

DEPORTIVO

Sistema: 1-5-4-1

Fernando Vázquez apostaría por el mismo sistema de juego de los últimos partidos. Como único cambio, en la alineación titular entraría Peru Nolaskoain por Agbo, en el doble pivote.

Fase defensiva

El Deportivo, debido al empuje del rival, se situaba en posicionamiento replegado. Acumulaba jugadores por el sector central para evitar el juego interior del Las Palmas, en repetidas ocasiones interceptaba los pases interiores y esto obligaba a su contrincante a jugar por las bandas.

Fase ofensiva

En los primeros compases del partido, tanto Çolak como Aketxe venían a recibir el balón cerca de los centrales para a partir de ahí progresar. Cuando robaba el esférico en su campo, al no disponer de mucha gente por delante del balón, le costaba llegar a posiciones avanzadas.

En la segunda parte, cuando Çolak, Aketxe, y Gaku intervenían en ataque en campo contrario, provocaban situaciones de peligro y oportunidades claras de gol.

LAS PALMAS 

Sistema de juego: 1-5-2-3

Pepe Mel cambiaría de sistema debido a las bajas por sanción de dos hombres importantes en su esquema: Benito y Castellano.

Fase defensiva

Cada vez que perdía el balón en campo contrario, realizaba presión tras pérdida, y numerosas veces lograba recuperar la posesión del esférico. Cuando el Dépor era capaz de dar dos o tres pases y salir de esas zonas con densidad de jugadores, entonces el Las Palmas se ubicaba en posicionamiento plegado.

Fase ofensiva

Tenía la posesión del balón, pero sin crear peligro ni tener profundidad en su juego. En algunos momentos cometió pérdidas que propiciaron contraataques peligrosos del Deportivo. En el segundo período acertó a la hora de que sus jugadores recibieran entre la línea de defensas y del mediocampo rival. Desde esa posición buscaban jugar en amplitud para que los laterales realizaran centros. De uno de ellos vendría el tanto del empate.

 CLAVES

1. Eficacia ofensiva en la primera parte. El Dépor apenas dispuso de posibilidades de marcar en la primera parte, pero una falta sacada por Aketxe le dio la oportunidad a Merino de conseguir su cuarto gol en cuatro partidos.

2. Cambio de sistema y jugador. Pepe Mel no esperaría al descanso para realizar el primer cambio táctico. Así, modificaría su dibujo, pasando a jugar con una defensa de cuatro e incorporando más gente en la zona de ataque.

3. Reacción tras el gol del empate. Poco antes de empatar el Las Palmas, el Deportivo desperdiciaría dos buenas ocasiones de gol por parte de Gaku y Merino. Los mejores minutos del equipo local vendrían después del empate, cuando subieron las líneas y los carrileros se situaron más arriba, para tener más llegadas y pasando a dominar el partido. Como dato significativo, el gol de la victoria llegaría tras una buena acción del carrilero izquierdo (Mollejo) y remate del derecho (Bóveda).

 Pablo López, Exanalista del Deportivo y de la selección de Camerún y entrenador

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Eficacia ofensiva del Deportivo para alcanzar la sexta victoria seguida