Mimbres para el Deportivo del 2025

El alto nivel en infantiles y cadetes augura un futuro prometedor al club coruñés


Albert Gil maneja material sensible en la cantera blanquiazul. El Deportivo está empeñado en apostar por el producto de casa para disparar su rentabilidad futura, y además de trillar Galicia con su grupo de ojeadores, guiados por Carlos Rosende, precisa explotar los recursos de varias quintas de aspecto fenomenal.

infantil a

Gran cosecha autonómica

No ha empezado mal para el Infantil A la segunda fase del campeonato gallego. Dos victorias para prorrogar su excelente primer tramo, en el que solo cedió un empate, a domicilio, para concluir 11 puntos por delante del Bertamiráns, segundo clasificado. El buen nivel del grupo cristalizó en la convocatoria de cuatro jugadores para la selección gallega sub-14 que jugó la primera fase del Territorial en La Rioja, venciendo sus dos encuentros. La cosecha del 2006 es de alto nivel en toda Galicia y en A Coruña tiene a su máximo exponente en Dani Estévez, reciente MVP de la Liga Promises, que suele actuar de interior en el habitual 4-3-3 con el que se dispone el equipo.

Además del brillante futbolista coruñés —su dominio de conceptos tácticos y técnicos viralizó un vídeo difundido por la LFP— en el combinado autonómico actúan con frecuencia el delantero Jorge Palomanes —el de Xinzo es el más joven en la residencia blanquiazul— y los centrales Lucas Taibo y Zoe.

cadete san tirso

El gran vivero del convenio

Siguiendo el modelo de clubes como el Villarreal (con el Roda) o el Málaga (con el San Félix), el Deportivo se ha beneficiado de un convenio para poder pulir a sus cadetes de primer año en una competición de nivel superior a la que ocupa su equipo B de la categoría. El San Tirso milita en División de Honor, midiéndose a rivales formados por jugadores de mayor edad. Y sin embargo, ocupa la quinta plaza, empatado con el cuarto y solo por debajo de los representantes del Celta, el Lugo y el propio Dépor. El conjunto B de los vigueses, mientras tanto, actúa en Liga Gallega. Este grupo de futbolistas nacidos en el 2005 ha logrado colocar a varios miembros en la selección gallega sub-16. Un combinado de alto nivel, que en el Territorial venció al de La Rioja y puso en aprietos al del País Vasco. Destacan Kevin, que alterna el papel de extremo con el de segundo punta; Gabri, lateral izquierdo; y el interior Álex Montero. También han participado en los entrenamientos de la selección, Berrocal —otro lateral izquierdo de buen nivel— y Álex Delgado, un jugador polivalente, dentro de la segunda línea ofensiva.

cadete a

La joya de la corona

En el grupo gallego de División de Honor, muy por encima del San Tirso —entre otras cosas, porque la mayoría de sus jugadores son del 2004—, aparece el Cadete A del Deportivo. No ha cedido un solo punto en 19 encuentros, con 83 goles a favor y apenas seis en contra. Fue capaz incluso de ganar en A Madroa, terreno casi vedado para los coruñeses, pese a que los cadetes de segundo año del Celta también tienen un nivel altísimo. Considerado un conjunto top a escala nacional, es muy frecuente la presencia de ojeadores de clubes importantes en sus partidos. Con la sub-16 autonómica suelen actuar Álex González, lateral izquierdo que ha disputado encuentros con el Juvenil B blanquiazul; el extremo cántabro Cristian Canales; el riojano Martín Ochoa, delantero centro; el mallorquín Seydi, central o mediocentro; y el interior Diego Gómez. Varios jugadores más han participado en los entrenamientos para representar a Galicia, como es el caso de Hugo Baldomar, un punta con mucho gol que ya ha jugado también con el Juvenil B. Mención aparte merece David Mella, extremo reclutado esta misma semana por Julen Guerrero para competir con la selección española sub-15. La entidad blanquiazul está volcada con esta generación; probablemente, la mejor hornada en décadas.

juvenil b

A distancia del Celta

La selección gallega sub-18 se extinguió por la falta de interés de los clubes en facilitarle el trabajo a ojeadores ajenos. Los jugadores más destacados en categoría juvenil solo pueden aspirar a una llamada de la española. Una distinción que ya ha recibido Álvaro Pérez, Trilli, integrando las listas previas del combinado nacional pese a estar recién recuperado de una lesión de tobillo que lo apartó del escaparate desde finales de la temporada pasada. El equipo B del Dépor ha pagado su mal inicio de curso en Liga Nacional, ensombrecido además por la excelente generación del 2003 del Celta. El objetivo competicional del equipo es ahora ser segundo del campeonato mientras rueda a jugadores de la talla de Noel, un delantero que disputa con frecuencia partidos con el Juvenil A, o el propio Trilli, quien se desenvuelve en varias plazas de la zaga y puede actuar también de mediocentro.

juvenil a

Con la vista en el Fabril

Como ocurre con el B, en esta generación domina el representante vigués. El A del Dépor tiene una característica curiosa: compite bien fuera de casa —ganó en Oviedo y Santander, y empató fuera con el Celta, que no ha perdido ningún partido— pero tiene problemas para llevar la iniciativa. El mejor representante de esta camada es sin duda Juan Rodríguez, todavía en su segundo año juvenil, que ya se ha probado a las órdenes de Luisito —fue titular el pasado fin de semana en O Couto ante el Ourense CF—.

Pretendido por varios equipos, el central reclutado en el Coruxo está participando con la selección española sub-18 en el torneo del Atlántico. Destacan, además, el meta Alberto; el lateral derecho Iván, quien también ha jugado ya con el Fabril; y el interior Sarmiento. Las lesiones han impedido ver dónde está el listón del canario Peke.

Juan Rodríguez, Trilli o Mella, referentes tras los pasos de Mujaid

El espejo es Mujaid Sadick. El riojano se ha afianzado en el primer equipo tras pasar un año a la sombra en el Fabril cuando había debutado ya en Primera con Seedorf. Los altibajos del zaguero se han concentrado en su curso actual, en la que ha superado su mal partido en Vallecas para rendir aceptablemente con Luis César y brillar ahora a las órdenes de Fernando Vázquez, en cuya zaga de cinco parece haber encontrado el acomodo perfecto.

A eso, asentarse en el más alto nivel y optar a ficha profesional, aspiran quienes pueblan la cantera del Deportivo, y entre ellos hay tres jugadores con más argumentos para el sueño. Todos, llamados ya a las filas de la selección española.

El más joven es David Mella. Extremo izquierdo de enorme talento cuyos recursos le han valido para saltarse un año de etapa formativa. Nacido en el 2005, milita ya en el Cadete A, para el que ha anotado siete goles. Ha sido citado por el combinado nacional sub-15 para disputar tres partidos la próxima semana.

Los otros dos grandes referentes del fútbol base blanquiazul se desempeñan como centrales, aunque el ferrolano Álvaro Pérez, Trilli, no le hace ascos a ninguna plaza en la zaga o el centro del campo. Este excompañero de Hugo Novoa (ahora en el Leipzig con una cláusula que podría dar importantes beneficios al Dépor) brilla en el Juvenil B. En el A lo hace Juan Rodríguez, un zurdo de importante envergadura a quien Pablo Amo ha llamado para la selección sub-18 y Luisito ha hecho sitio en el Fabril.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Mimbres para el Deportivo del 2025