Un giro en la puesta a punto

El calendario, la llegada de futbolistas que llevaban meses sin jugar y la fatiga acumulada en algún jugador obliga a adaptar la preparación física del Dépor


«En general estoy contento con el equipo, pero sé que le falta algo de forma». El Deportivo se dejó la Copa en Salamanca, pero sacó a cambio una lección en cuanto al rendimiento de sus futbolistas. «Solo hay que ver cómo quedaron los jugadores tras 120 minutos. En el estado de forma está la preparación física, la técnica, la táctica. Unirlo todo es el estado ideal (...) Que un futbolista profesional termine 120 minutos supercansado... Tiene que darse cuenta y aprender, saber que no está preparado para jugar ese tiempo». Fernando Vázquez realizó esa reflexión en la sala de prensa de Las Pistas y el jueves retomó el tema: «Tenemos mucho trabajo por hacer para, por ejemplo, igualar en ritmo competitivo al Racing».

Tarea delicada si se tiene en cuenta la serie de condicionantes que la rodean. El más importante, el propio de cualquier cambio de técnico, que incluye un nuevo rol para muchos de sus jugadores. A ello se une la renovación del plantel, lo apretado del calendario y la urgencia de victorias. Factores a los que el cuerpo técnico trata de dar respuesta centrando el tiro en un aspecto: la durabilidad.

Se trata de entrenar para evitar lesiones y afrontar al mismo tiempo un volumen muy alto de partidos. Extremar los controles para sortear el riesgo que acompaña a cualquier cambio de método: activar en exceso la musculatura y generar problemas en las articulaciones al añadir estrés al propio de unos futbolistas obsesionados por agradar al míster mientras, en algunos casos, tratan de adaptarse a un club, una ciudad y unos compañeros nuevos. El proceso tiene una duración estimada de entre 15 o 20 días, durante los que deben producirse además debuts acelerados (caso de Sabin Merino) y afrontarse citas clave.

En una semana ideal, la rutina para afrontar el resto, sería la de entrenar con volumen e intensidad máximo los miércoles y los jueves y apostar por un alto nivel de recuperación viernes y sábado. Nada que ver con lo que esta sucediendo ahora. Ayer fue necesario dar descanso total a los titulares frente al Racing -estiramiento, fisioterapia y muchas horas de sueño-, que hoy serán sometidos a una sesión de activación. Su preparación para el duelo ante el Cádiz arrancó el mismo jueves, con una cena especialmente rica en carbohidratos.

Ejemplar implicación de Çolak

La dieta es uno de los factores en los que se está poniendo el acento, como bien sabe Emre Çolak. El turco está asistiendo a sesiones de trabajo al margen que se completan con un cambio de hábitos alimenticios. Y hasta el momento cumple de forma ejemplar con todo lo que se le pide.

Condición de referente que se puede extender a los otros dos jugadores de mayor talento creativo en el plantel. Gaku Shibasaki venía de una lesión y de no ser prioritario en los planes de Luis César y se vació frente al Racing después de haber aguantado los 120 minutos frente al Unionistas. Aketxe sigue destacando en el grupo blanquiazul por su fenomenal condición fisica. Eso es algo que no ha cambiado con el relevo en el banquillo. La capacidad de resistencia del vasco ya había sorprendido a sus anteriores entrenadores en el Dépor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Un giro en la puesta a punto