El Deportivo ultima la cesión de Uche Agbo

El club coruñés está cerca de cerrar el préstamo con opción de compra del nigeriano, comparte agente con Sabín Merino, actúa como pivote defensivo, llegó a España para jugar en el Granada y pertenece al Standard Lieja belga


A Coruña

Estaba Fernando Vázquez necesitado de recursos para su medular y en esa zona del campo se desenvuelve quien está cerca de ser el tercer refuerzo blanquiazul en el mercado invernal. Si se cierra definitivamente el acuerdo, Uche Agbo engrosará el plantel coruñés cedido desde el Standard Lieja. El club belga tenía al futbolista nigeriano jugando, también a préstamo, en el Sporting Braga, pero los portugueses prescinden de él tras haberlo empleado en solo dos ocasiones como titular (una en Copa y otra en la Liga Europa). En su contrato figuraría una opción de compra por parte de la entidad coruñesa. 

Uche retornaría así a España, donde ya había pasado cuatro cursos y medio. En el 2013 apareció en Granada por la vía italiana (la del Udinese y sus vínculos con el club nazarí). A sus 17 años se enroló en el filial del conjunto de Los Cármenes, pero una temporada más tarde ya debutó con el primer equipo, entonces dirigido por Abel Resino, disputando seis minutos en una visita al Levante. En el curso 2015-2016 su presencia se hizo más constante, y en el 2016-17 alcanzó las 32 citas (28 como titular) en una campaña verdaderamente aciaga para los andaluces, que concluyeron colistas, consumiendo cuatro entrenadores.

El centrocampista nacido en Kano dio muestras de su valía en tareas de contención, favorecido por su altura, fuerza y despliegue físico. En el debe, exhibió carencias con balón y un exceso de ímpetu que se tradujo en catorce tarjetas amarillas y dos expulsiones.

El repertorio de aptitudes le sirvió para eludir la Segunda División a la que se condenó su equipo y habría jugado en el Watford (también propiedad de la familia Pozo como el Udinese y el Granada) de haber gozado de permiso de trabajo. Al no poseerlo, terminó cambiando Inglaterra por Bélgica, donde el Standard Lieja desembolsó por él más de dos millones de euros.

A las órdenes de Sa Pinto se convirtió en indiscutible de un equipo que ganó la copa y concluyó segundo en liga. Disputó 39 encuentros y anotó el primer gol de su carrera como profesional. Insuficiente bagaje para el siguiente técnico del Standard. Preud’homme lo mantuvo en el equipo durante la primera mitad del curso 2018-2019, pero en enero lo envió al Rayo.

En Vallecas, Uche vivió el segundo descenso de su carrera. Solo fue titular en cuatro ocasiones y en verano abandonó el club de la franja. Sin sitio tampoco en la entidad de Lieja, estuvo a unas horas de fichar por el Genk, pero el reconocimiento médico truncó la operación y dejó en el aire un futuro que pareció quedar resuelto por un viejo conocido. Sa Pinto reclamó al centrocampista para el Sporting Braga. Sin embargo, el reencuentro no fructificó, lo que sumado al relevo al frente del equipo portugués (ahora dirigido por Rubén Amorim) colocó a Uche en el mercado. Allí lo ha encontrado el Dépor, necesitado de la mejor versión del internacional nigeriano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

El Deportivo ultima la cesión de Uche Agbo