Hoja de ruta para hacer un Deportivo robusto

Abanca apuesta fuerte por el club con una capitalización inmediata que votará en marzo una junta extraordinaria y su plan futuro de transformar gran parte de sus 56 millones de deuda en acciones


El Deportivo encara su segunda gran transformación del siglo XXI. La primera llegó como consecuencia de los 160 millones de deuda que el club acumuló con Lendoiro y que aún ascienden a 83, tras un proceso de supervivencia con Tino Fernández. Así lo recordó Fernando Vidal, único candidato a la presidencia del Deportivo de cara a la junta del día 14. La segunda revolución se pone en marcha ahora, con la fase inicial de un plan más ambicioso para dejar en anecdótico el endeuamiento del club.

¿Cuál es la situación económica del club?

«Hay una deuda de más de 83 millones y un patrimonio negativo de casi 73. Imaginen el deterioro acumulado que puso al club en esta situación», explicó el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, que se refirió al descenso a Segunda y dos consecuencias económicas como desencadenantes del préstamo que firmó hace unos días: el club ya consumió los 15 millones del seguro de descenso y el pasado verano se vio obligado a vender a sus jugadores con más valor de mercado. «Esta situación financiera y los malos resultados deportivos de esta temporada hacen inviable el proyecto sin decisiones inmediatas», razonó el presidente de Abanca. Y dio un dato demoledor sobre el escenario cambiante respecto a cuando el club y Abanca firmaron el préstamo de 45 millones que permitió al Deportivo cancelar su deuda privilegiada con Hacienda en junio del 2017. «El club tenía 63 millones de ingresos en Primera y ahora, menos de 18. Siendo el principal ingreso la televisión, no quiero imaginar lo que ocurriría si el equipo llegase a bajar a Segunda B».

¿El préstamo participativo se convierte en acciones de forma automática?

Siempre que lo apruebe una junta extraordinaria. Así lo fija el acuerdo firmado por el presidente provisional del Deportivo, Toño Armenteros, y Abanca, de forma paralela a una ampliación de capital de 10 millones abierta a los actuales accionistas del club.

¿Qué ampliación va pareja a la capitalización del préstamo?

Una de 10 millones de euros que permite a cada accionista comprar un máximo de títulos idéntico al que ya tiene. Es decir, el minoritario que tenga seis acciones podrá adquirir otras seis, y el que disponga de un 1% del capital del club, sobre 103.000 euros, podrá hacerse con otros 103.000 euros en acciones.

¿Cuándo se votará la ampliación en una junta?

El primer paso será la junta del 14 de enero, en la que se da por seguro que Vidal saldrá presidente, pues hoy no hay candidato alternativo y, además, su equipo trabaja con el reto de lograr el respaldo de unas 40.000 acciones. Cifras que hablarían del apoyo decidido del deportivismo. Como explicó Vidal, su siguiente idea será convocar un par de días después una junta extraordinaria para validar la conversión de los cinco millones del préstamo participativo en acciones y la ampliación en otros 10. Esa votación se realizaría antes del 31 de marzo, por exigencias de la Liga.

¿Qué mayoría reforzada necesita la ampliación?

No basta la mayoría simple de las votaciones ordinarias. De entrada, debe estar representado en la junta al menos el 25% del capital social actual (10.292.426 euros). Es decir, deben presentarse como mínimo 42.814 acciones por valor de 2,573 millones. De esa parte, se necesita un voto favorable de dos tercios para que la ampliación salga adelante. Esos dos requisitos, sin ser inviables, sí requieren una amplia movilización del deportivismo. Se necesita la presencia en la junta de 42.814 acciones y el voto favorable de al menos 25.948. En la junta del 28 de mayo, con la presidencia en juego en una reñida votación entre Paco Zas y Fernando Vidal, estuvieron representadas en la sala 63.629.

¿Qué estructura accionarial puede dejar la ampliación?

De la ampliación saldrá un club con un capital de entre poco más de 15 millones (si la oferta no tuviese apenas demanda) o de hasta 25 en el extraño caso de que acudiese casi el 100% de los propietarios actuales (improbable porque muchos de ellos fallecieron sin que se haya hecho la transmisión de los títulos a sus herederos y cientos de accionistas compraron sus títulos en los años 90 y ahora viven ajenos a la realidad del club). Abanca tendrá entre el 20 y el 33% del capital. Socios ahora de referencia del club como Tino Fernández podrían incrementar proporcionalmente su peso en el club. Aunque los datos exactos son confidenciales, si el expresidente del Dépor maneja ahora mismo sobre 10.300 títulos y compra otros tantos, su peso en un club con 15 millones de capital social habrá crecido hasta el 9%, o hasta el 6 si el club quedase configurado con un capital de 20 millones.

¿Termina ahí el plan para reestructurar el club?

Tanto Escotet como Vidal indicaron que ya está en marcha un plan de viabilidad, que realiza una de las consultoras más importantes de España. Ese documento servirá como base para el Deportivo y para Abanca. Y tanto el candidato a la presidencia del club como el mandatario de la entidad financiera dan por hecho que el informe recomendará a Abanca que capitalice gran parte de la actual deuda del club para hacerlo viable.

¿Cuál es la deuda del Deportivo con Abanca?

Tal como indicó ayer Vidal, se eleva hasta los 58 millones, fruto principalmente del crédito de 45 del 2017, pero también de otros acuerdos.

¿Cuántos millones se capitalizarían en esa segunda operación?

Aunque lo determinará el informe de la consultora, Vidal ya avanzó en la junta del pasado 17 de diciembre que el plan avanzaría «capitalizando una parte relevante de la deuda con Abanca, minorando de esta manera la deuda actual a límites históricos y trabajando en una propuesta de ampliación de capital abierta a todos los socios». Ayer, el candidato y líder del equipo que actualmente gobierna el club con Toño Armenteros como presidente, lo reiteró.

¿Abanca o Vidal ponen límites a la futura capitalización de deuda?

No. Y Escotet ayer reforzó esa idea: «Vamos a hacerlo [capitalizar el Deportivo] hasta donde sea necesario. Pero esto se tiene que profesionalizar».

¿Alguna otra candidatura competirá con Vidal?

No parece probable. Vidal ha diseñado un plan respaldado por Abanca, el elemento clave por el que pasa la supervivencia del club. Cualquier otra candidatura en este contexto sería anecdótica o parece abocada al fracaso.

¿Qué valor tiene un margen de dos millones para fichar en enero?

Enorme. El Deportivo comenzó la temporada con un límite salarial de 11,35 millones. Y la igualdad que marca la competición en Segunda suele hacer que los clubes dejen muy poco margen de sus respectivos techos salariales sin gastar. Los dos millones añadidos sitúan al Dépor en una posición privilegiada para negociar incorporaciones. De ahí que el plan del club pase por fichar a ocho jugadores además de Çolak, quien ya firmó por el equipo coruñés con cargo a los remanentes del verano antes de la ampliación del tope.

¿En qué consiste la profesionalización a la que alude Escotet?

Más allá de los posibles cambios en puestos de responsabilidad y en reforzamiento de la estructura deportiva, el propio presidente de Abanca lo verbalizó: dar mayor estabilidad reforzando la toma de decisiones clave. Desde que el club fichó a Víctor Fernández en el verano del 2013, se contrataron hasta 11 entrenadores.

¿Por qué Abanca se involucra así en un club de fútbol?

Escotet se refirió al compromiso de Abanca con «las empresas gallegas», y en esa lógica enmarcó el préstamo participativo al Deportivo. «Esto tiene consecuencias en nuestra cuenta de resultados, pero el Deportivo es mucho más que un club de fútbol, es una empresa que puede generar riqueza para su entorno y por eso damos este paso». 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos
Comentarios

Hoja de ruta para hacer un Deportivo robusto