Escotet: «Nunca habíamos visto una empresa tan escarallada como el Deportivo»

La Voz

TORRE DE MARATHÓN

Ángel Manso

El presidente de Abanca garantiza el apoyo de la entidad al Deportivo: «No tenemos miedo al reto y estamos convencidos de que en un horizonte de tiempo se podrá resolver»

09 ene 2020 . Actualizado a las 17:47 h.

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, quiso ser muy claro sobre la cruda situación económica del Deportivo, como consecuencia de los 160 millones de deuda que acumuló con Lendoiro y que todavía ascienden a 83. «Jamás vi una empresa tan escarallada como el Deportivo», dijo en tono desenfadado al final de su intervención, después de exponer los datos que llevan a la entidad financiera a aportar el préstamo participativo de 5 millones y plantearse una capitalización de la deuda más adelante.

«Nos toca dar un paso más, por la crítica situación del club. La realidad económica es absoluta y francamente agobiante. Este es el resultado de un proceso de muchos años en el que se acumuló niveles importantísimos de deuda y pérdidas que nos llevan a estas cifras», indicó el presidente de Abanca, «socio financiero del Deportivo», en palabras del candidato único a la presidencia del club, Fernando Vidal.

«Hay una deuda de más de 83 millones y un patrimonio negativo de casi 73. Imaginen el deterioro acumulado que puso al club en esta situación», añadió Escotet, que se refirió al descenso y dos consecuencias económicas como desencadenante del préstamo que firmó hace unos días: que el club ya consumió los 15 millones del seguro de descenso y que el pasado verano se vio obligado a desprenderse de sus jugadores con más valor de mercado. «Esta situación financiera y los malos resultados deportivos de esta temporada hacen inviable el proyecto sin decisiones inmediatas», añadió Escotet. Y dio un dato demoledor respecto al escenario cambiante respecto a cuando el club y Abanca firmaron el préstamo de 45 millones que permitió al Deportivo cancelar su deuda privilegiada con Hacienda. «El club tenía 63 millones de ingresos en Primera y ahora menos de 18. Siendo el principal ingreso la televisión, no quiero imaginar lo que ocurriría si el equipo llegase a bajar a Segunda B».