Victoria a lo Vázquez para el estreno

Xurxo Fernández Fernández
Xurxo Fernández A CORUÑA

TORRE DE MARATHÓN

GARANLOF

El nuevo técnico exprimió su semana de trabajo, centrándose en dotar al Deportivo de un empaque defensivo que anuló al Numancia y allanó el crecimiento de varios de sus futbolistas

06 ene 2020 . Actualizado a las 21:08 h.

«Antes de salir del vestuario». Ahí se decide un partido. «Decides dónde te vas a parar, dónde quieres recuperar la pelota». Fernando Vázquez hizo el viaje de ida con una duda en la cabeza. «Esa decisión no la tengo tomada, esta noche lo iré pensando». Ya en Soria vio la luz y «antes de salir del vestuario» se la transmitió al grupo: alrededor de Dani Giménez; replegados. El Deportivo, urgido de victorias, plantó la línea lo más lejos posible del gol del triunfo. Pensó el míster que era el momento de ganar de una manera única esta campaña. El colista, conjunto más goleado de la categoría, salía a impedir que le tocaran la nariz en casa del cuarto local con mejores números del torneo. Se llevó los tres puntos por la vía del Alcorcón y el Zaragoza, los otros dos conjuntos que asaltaron este curso Los Pajaritos. Ambos, por 0-1. Nada que ver con el 3-2 y el 2-1 de los anteriores éxitos blanquiazules. Vázquez, enamorado de los números, se sabe las cuentas de la permanencia. 36 puntos en una vuelta que son ya 33 porque al Numancia le venció un equipo nuevo construido con antiguos mimbres.

portería

Dani Giménez, sin estrenar apenas sus guantes

Minuto 66. Falta a favor del Numancia en campo propio, balón larguísimo hacia el área y prolongación que caza Derik, estorbado por Montero. El cabezazo, flojo y centrado, acaba entre los brazos de Dani Giménez, que monta la contra sacando rápido. Así se desarrolló y quedó resuelta la única ocasión soriana. Todo lo demás fue un chut lejano de Curro, al poco de arrancar el duelo. Solo el Almería le había creado menos peligro al Dépor esta campaña, y entonces los coruñeses ejercían de locales.

centrales

Mujaid por alto, Montero cruzando líneas

Los futbolistas de Carrión se atascaron frente a la línea de tres centrales de los coruñeses, en la que Somma actuó de corrector de sus dos bisoños acompañantes. El italiano apenas participó en fase ofensiva (fue el visitante que menos tocó balón de entre quienes completaron el duelo) pero estuvo impecable al corte. Aunque la mejor noticia llegó a su derecha. Allí se ubicó Mujaid, abandonando el carril para retornar al eje de la zaga. En el escoramiento del fabrilista habían pesado sus flojas prestaciones en el juego aéreo. Acusación (con pruebas) que el riojano desmintió en Soria. Venció en la mitad de sus duelos por alto y contribuyó a anular a Higinio. Asunto mayor, porque el punta local figura entre los cuatro mejores de la categoría en la pelea por balones llovidos. Frente al Dépor se llevó solo seis, en 17 disputas.