El año clave del Deportivo femenino

El club se afana en atar la continuidad de sus jugadoras y cuerpo técnico, revalorizadas por el gran 2019 y con propuestas económicas superiores


«Queremos que estéis tranquilas. El futuro del equipo femenino está asegurado, independientemente de lo que ocurra con el masculino». Esas fueron algunas de las palabras que el pasado lunes se escucharon en la ciudad deportiva de Abegondo durante la visita del nuevo consejo de administración, en la vuelta a los entrenamientos del Deportivo femenino. Tomaron la palabra el presidente interino, Toño Armenteros, y el empresario Juan Carlos Rodríguez Cebrián y tanto las jugadoras como el cuerpo técnico quedaron satisfechos.

Fue el culmen a un año 2019 irrepetible, en el que el equipo logró el ascenso a Primera División Iberdrola, categoría en la que además se ha convertido en el equipo revelación. Doce meses en los que tan solo un equipo logró puntuar en Abegondo (la UD Granadilla Tenerife) y en los que además consiguió enganchar al deportivismo, que partido a partido llena la ciudad deportiva.

Y es precisamente ese éxito lo que convierte al recién nacido 2020 en un año clave para el Deportivo femenino. Puesto que la actuación de jugadoras jóvenes como Tere Abelleira, Athenea del Castillo, María Méndez o Gaby García las convierten en caramelos de mercado para el resto de clubes, mucho más poderosos que el coruñés en el aspecto económico. Todas ellas terminan contrato y Pablo Pereiro, el responsable del club para el equipo femenino, lleva desde el verano trabajando en sus renovaciones. A su favor, que las jugadoras están encantadas en el Dépor. Aquí se sienten estrellas, escuchan corear sus nombres, disfrutan de ambientes mágicos en Abegondo y forman parte de una estructura profesional, con servicios de primer nivel. En contra, que el Deportivo no puede llegar al salario medio existente en la actual Primera División Iberdrola. El patrocinio de Abanca es vital para cubrir el presupuesto actual, pero es insuficiente para competir en igualdad económica con el resto de conjuntos, dopados por la buena situación de sus conjuntos masculinos (Betis, Sevilla, Athletic, Real Sociedad, Levante, Valencia, Barça, Atlético, Real Madrid...).

Lo mismo ocurre con el cuerpo técnico, por el que ya se han interesado varias agencias de representación. Incluso una extranjera. Las habilidades en la lectura de partido y el trabajo profesional de Manu Sánchez y su equipo (Pablo García, Aitor Prieto, Fran Martínez, Miguel Esmorís y Lucía Piñeiro) están llamando la atención tanto en España como fuera.

El consejo del Deportivo ya ha movido ficha y ha lanzado un mensaje de que el proyecto seguirá vivo, más allá de esta temporada. Ha firmado a dos internacionales colombianas (Lorena Bedoya y Carolina Arbeláez), con las que se reserva la opción de prorrogar sus contratos para el próximo curso. Además, acaba de renovar a una de las capitanas, Iris Arnaiz, y lo está intentando con otras. Pasos que van dirigidos a dejar claro que el proyecto no se muere esta temporada y que, si alguna de las futbolistas actuales prefiere irse, vendrán otras de nivel en su lugar. El 2020 dirá.

No hará más fichajes, salvo que haya salidas

Los fichajes de las colombianas Carolina Arbeláez y Lorena Bedoya podrían ser los últimos en este mercado invernal. El Deportivo femenino se había guardado un pequeño remanente económico el pasado verano, por si en diciembre aparecía alguna oportunidad de mercado. Ya lo ha agotado, por lo que no habrá más fichajes, salvo que se produzca alguna salida (no se forzará ninguna situación y solo se dejará salir a quien lo pida) o aparezca un nuevo impulso económico (algo poco probable por la situación del club y del equipo masculino).

En el caso de que hubiera ese margen económico, el Dépor buscaría fichar a una delantera de un perfil diferente a los de Athenea, Peke y Gaby. Es decir, una ariete de juego más posicional, que se fajara con las defensas rivales. Sería la guinda del pastel que pretende cocinar Manu Sánchez.

Visita al Valencia de Mari Paz Vilas sin la presencia de las jugadoras colombianas

El Deportivo femenino visita esta tarde (18.30 horas, Gol) al Valencia, en el regreso a la competición tras casi un mes sin poder jugar. El partido aplazado del día 22 por el temporal y el parón navideño han cortado el ritmo a un equipo de Manu Sánchez que ya se había visto interrumpido con anterioridad por la huelga y las fechas FIFA para las selecciones.

Las blanquiazules se medirán a un equipo en crisis como el Valencia, en el que juega la arousana Mari Paz Vilas y que se ha metido en problemas por evitar el descenso. Y lo hará sin sus últimos fichajes, ya que Carolina Arbeláez y Lorena Bedoya todavía no han podido llegar a A Coruña, puesto que las fechas navideñas han retrasado la cumplimentación del papeleo que exige la legislación española a los trabajadores desplazados desde fuera de la Unión Europea.

Manu Sánchez desplazó a Valencia a 18 jugadoras, entre las que destaca la canterana Carlota. Además, han viajado Sullastres, Misa, Cris, María Méndez, Villegas, Laura, Nuria, Erika, Iris, Tere, Alba Merino, Maya, Kika, Gaby, Peke, Athenea y Michelle Romero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El año clave del Deportivo femenino