Luis Carrión, el entrenador del Numancia, jugó con Xavi e Iniesta en la Masía y se forjó en el fútbol femenino

L. Balado

TORRE DE MARATHÓN

César Quian

Al igual que hizo Pochettino, Carrión inició su carrera en los banquillos en el Espanyol femenino

04 ene 2020 . Actualizado a las 19:37 h.

Luis Carrión fue, casi toda su carrera, el lateral derecho suplente. Su primera campaña con el filial del Barcelona (1998-1999), todavía siendo un juvenil, no alcanzó los cien minutos de juego repartidos en tres encuentros: ante el Recreativo de Huelva, el Mérida y el Leganés. Fue un curso duro en Segunda División que acabó en descenso y en el que apenas tuvo protagonismo en un equipo en el que destacaban Carles Puyol, Gabri, Jofre o Luis García y en el que Xavi Hernández comenzaba a brillar, ya con ficha profesional, pese a ser un año menor que Carrión.

En Segunda B sí logró hacerse con la titularidad mientras otros talentos —Arteta, Moha, Nano o Trashorras— se hacían un hueco en el segundo equipo del Barcelona.

En el curso 2001-2002, Luis Carrión perdió protagonismo. El Barça B se convirtió en campeón de su grupo a final de una temporada en la que Iniesta ya era titular. Víctor Valdés, Trashorras, Oleguer o Nano eran otros habituales.