Recuperar la identidad, un mensaje


Hay veces en la vida que todo parece ir mal, se encadenan las malas noticias en todos los ámbitos, cuesta mucho encontrar el sentido a nuestro día a día, tenemos ganas de abandonar todo. El Deportivo se encuentra sin dudas en uno de esos momentos. Colista destacado en Segunda División, con un déficit de puntos respecto a los puestos que marcan la salvación que le obliga a una remontada sin precedentes, sumido en una crisis institucional y económica sin parangón en su centenaria historia...

Toca empezar de nuevo, aprovechar el parón invernal para llevar a cabo todos los cambios que en la asamblea se esbozaron; presidencia nueva, incorporaciones a nivel deportivo, aprender de los errores cometidos y por qué no volver a la camiseta tradicional, la camiseta blanquiazul de rayas verticales.

A veces pequeños gestos sirven como revulsivo, generan un cambio de dinámicas. El deporte es un ámbito de la vida donde las emociones y los sentimientos juegan un papel muy importante, en ocasiones mayor que la razón, aunque las nuevas corrientes tendentes a aplicar la lógica del big data nos desmientan. Entonces, ¿por qué no buscar uno en el cambio de camiseta?

Consideraciones estéticas al margen, lo cierto es que el Dépor solo ha ganado un partido con la equipación de líneas horizontales, ¿por qué no volver a las rayas verticales, a la camiseta de toda la vida? Podría suponer un impulso psicológico importante , una señal de cambio de tendencia, de ruptura con un tramo de temporada para olvidar.

Desconozco, el propio Vidal así lo señalaba tras la junta, si técnicamente es viable. En la NBA, por ejemplo, los equipos estrenan camisetas a mitad de temporada, pero pese a la buena acogida a nivel de ventas que la equipación de rayas horizontales ha tenido, volviendo a las verticales a mitad de temporada se estaría enviando una señal a la afición, equipos rivales y sociedad, de que hemos vuelto, todos juntos, con nuestra equipación, a pelear al final por nuestra salvación.

Y para aquellas personas que les guste mucho la equipación de rayas horizontales, siempre quedará como una prenda de culto, efímera, que con el tiempo puede llegar a ser una joya para coleccionistas.

Nacho Álvarez es sociólogo y socio del Real Club Deportivo

Por Ignacio Álvarez es sociólogo y socio del Real Club Deportivo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Recuperar la identidad, un mensaje