Se necesita presidente valiente, independiente, honesto y capaz


El Dépor necesita soluciones urgentes. En el campo y en los despachos. Y para que se arreglen los problemas del campo, antes se tienen que encauzar los de la gobernanza.

Lo primero que necesita el Deportivo es un presidente valiente, honesto, independiente y capaz.

Valiente, porque entrar en el club en la situación actual requiere un gran coraje y un punto de audacia que no está al alcance de cualquiera.

Independiente, porque ha de ser alguien que no se deje presionar y que sea capaz de pasar por encima de la encerrona que ya le están preparando (antes incluso de que se sepa quien será el candidato) un grupúsculo de nostálgicos del convulso pasado y que pretenden encontrar un puesto para el gran artífice de la ruina del Deportivo.

Honesto, porque una entidad como la blanquiazul que fue utilizada en beneficio propio en su día se merece alguien que solo piense en servirla y no en lo contrario. Para dirigir una sociedad anónima deportiva como la coruñesa se precisa alguien con valores firmes y sólidos y que tenga una alta estima de la moralidad.

Y capaz, por razones que son obvias.

No hay tiempo que perder. De momento, como opción más seria y firme suena la de Fernando Vidal, que ya mostró su interés en la presidencia cuando se impuso Paco Zas con el apoyo de Tino Fernández. Para esta ocasión, en el caso de que no hubiera más candidatos de empaque, cabe suponer que no se le deberían poner palos en las ruedas.

Lo cierto es que el tiempo pasa y hay que acortar los plazos como sea para que quien tome las riendas pueda operar con libertad a partir del 1 de enero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
43 votos
Comentarios

Se necesita presidente valiente, independiente, honesto y capaz