Un Deportivo sin instrumentos para la ofensiva

La nueva fórmula vuelve a chocar con las lagunas del plantel, escaso de material aprovechable en los extremos por donde Luis César quiere enfocar su ataque


A Coruña

Después de cuatro horas sin encajar, el Dépor es todavía el equipo más goleado de la categoría. Un dato que permite distinguir el tamaño del agujero y de la importancia de cerrarlo. También en el terreno anímico. «Ahora confío un poco más en esta situación desde lo deportivo, porque hemos dejado la portería a cero. Nos metían gol sin querer y ahora el primer paso lo hemos dado y hay que dar el segundo», manifestaba ayer Borja Valle, apuntando de paso hacia la siguiente laguna. Toca marcar, hace ya 330 minutos. La manta del conjunto de Luis César es la más corta del torneo y después de haberse tapado los pies, el técnico no encuentra la manera de alcanzar la cabeza. No hay propuesta para la que baste la tela.

prioridad defensiva

Implicación total del tridente en labores de contención

Hace solo diez días, el entrenador blanquiazul verbalizaba sus prioridades tras recibir al Alcorcón. «Prefiero quedar cero a cero que uno a uno. Y soy un enamorado de los goles, pero tal como está el equipo tenemos que evitar ser muy batibles», argumentaba, recogiendo el resultado de su fórmula. Sus jugadores compartieron a continuación con los medios la importancia de ensuciar las acciones del adversario desde el punto de origen. Longo, Mollejo y Koné se habían vaciado en la presión. En el derbi, Aketxe sustituyó al italiano en la faena.

El delantero centro fue el más señalado por la falta de gol y la escasez de ocasiones claras, que se propagaron a Lugo en su ausencia.

tridente particular

Igualdad de jerarquías en ataque

Cerrado también sin goles el duelo entre vecinos, Luis César profundizó acerca de su propuesta: «No jugamos con delantero centro puro». La idea es un tridente de piezas móviles en el que cada componente pueda encajar si es preciso en cualquiera de las tres puntas. El peso recae en las bandas. «Prefiero que los dos más agresivos, más profundos, sean los de fuera», desgranó el míster.

extremos incompatibles

Jugadores sin registros para las distintas propuestas

Y es en las orillas donde empieza a flaquear el modelo. Cualquier modelo. El Deportivo lleva varios cursos sin un extremo resolutivo capaz de asentarse en la plaza. Babel duró poco y Fede duró a ratos. Todo han sido intermitencias a partir de Luis Alberto. Candidatos llenos de peros trascendentales. «Si se me pide que me desmarque lo intentaré, no es mi fuerte, pero al final nos ponen en el campo con unas obligaciones y hay que cumplirlas», razonaba ayer Borja Valle.

El berciano ejemplifica la capacidad de adaptación que se ha exigido a los ocupantes de los costados, para los que no hay modelo a la medida.

A la propuesta actual le faltan piezas óptimas para atacar los espacios generados por el repliegue defensivo. «Yo no puedo hacer lo que hace Sasa, que es más rápido que inmediatamente. Corre a treinta y pico kilómetros por hora, encara, saca centros… Yo no soy ese tipo de futbolista», manifestaba Valle. El serbio es de los pocos con condiciones para la tarea, si se pasan por alto sus dificultades con el control y la conducción. A Beto le falta ritmo, a Aketxe, verticalidad y potencia. Mollejo cumple por ímpetu y capacidad de adaptación. Koné sufre tan escorado, se pierde también en conducciones hacia un embudo.

puntas fuera de sitio

Calvario de Longo y Christian

Quienes menos se ajustan al tridente en su actual formato son Longo y Christian. Ninguno está capacitado para emplearse a campo abierto más que de manera ocasional, aprovechando cualquier ventaja a la espalda de la zaga. Son jugadores de área actuando fuera de sitio, pero tampoco otorgan ventaja cerca del marco rival porque nadie es capaz de asistirles.

laterales imprecisos

Falta de virtudes ofensivas

El trivote y las diagonales de los extremos abren el campo a las subidas de los laterales, claves en la amplitud ofensiva. Pero Mujaid, la mejor noticia del momento, carece de experiencia en la carrera y precisión en el centro. Ni Eneko ni Luis Ruiz mejoran al riojano en estas suertes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un Deportivo sin instrumentos para la ofensiva