Buena imagen para seguir hundiéndose

Al Dépor no le llega el flotador de un Vicente que ofreció su mejor versión ni de un Mujaid, enorme en el lateral


Ni el de Oviedo, en el que se consiguieron los tres puntos. Si se hiciese una clasificación de partidos en los que el Deportivo sumó méritos esta temporada para llevarse los tres puntos, probablemente, este contra el Alcorcón ocuparía el primer lugar. Desde que Luis César se hizo cargo del Deportivo, hace siete jornadas en Las Palmas, en este duelo se ha visto la mejor versión de sus futbolistas. Tanto es así que el equipo fue despedido con aplausos por sus seguidores cuando abandonaba el terreno de juego.

Sin embargo, los méritos realizados en esta ocasión no le sirven al Deportivo, al menos de momento, para salir a flote porque el punto sumado no le sirve sino para mantenerse a cinco de la permanencia.

Porque este equipo de Luis César está haciendo buena la teoría de la manta, que no llega para tapar al mismo tiempo los pies y la cabeza. En esta ocasión, Dani Giménez solo tuvo que emplearse en una tímida ocasión de Sandaza en los instantes finales. Puerta a cero, gracias a una enorme labor defensiva de todo el equipo. Sin embargo, el empuje exhibido por el Dépor no le llegó para hacer gol. Así, la manta cubrió la portería pero desprotegió la zona de ataque, que no acertó en esta ocasión, con especial mención para un Longo que desesperó a la grada.

El mejor Vicente en meses

El cambio de sistema proyectado por Luis César, con trivote, hizo posible ver la mejor versión de Vicente Gómez. El canario se pareció al que aterrizó en A Coruña recién iniciada la pasada temporada. Un futbolista fresco, con visión, que levanta la cabeza... Solo le faltó un poco de confianza para iniciar las jugadas cuando veía que los centrales no encontraban salida del balón.

Y si Vicente ofreció su mejor versión, qué decir de Mujaid. Después de que a Valín le pesara en exceso la camiseta en su debut en Las Palmas, Luis César tuvo que volver a mirar para el Fabril hace tres semanas en busca de un lateral diestro. Y se la jugó con Mujaid. Vio en el riojano un hombre difícil de superar, que para una emergencia podía servirle.

Y tan bien cumplió el central en esa demarcación, que siguió dándole oportunidades, esta vez incluso por delante de Bóveda. Lejos de arrugarse, Mujaid ante el Alcorcón incluso se atrevió a subir. Al final, recibió el aplauso de la grada y el reconocimiento público de Luis César: «Abrimos las bandas con laterales. Forma parte de la partitura. Dan amplitud y profundidad. Y, en el caso de Mujaid, tenía que hacerlo y lo hizo. Cada semana lo está haciendo mejor. Tiene alguna carencia en ataque, pero está sensacional», elogió Luis César.

Así llegaron los pequeños brotes verdes que, a estas alturas, solo sirven para seguir agarrándose a los salvavidas antes de viajar a Lugo en donde tendrá que estirar un poco más la manta para tratar de evitar el hundimiento total.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Buena imagen para seguir hundiéndose