Borja Valle: «El Deportivo es un club muy grande, con un pasado que pesa»

Uno de los capitanes del equipo hace propósito de enmienda, asegura que la plantilla está en proceso de conocerse y pide tiempo


Abegondo

Uno de los capitanes del Deportivo, Borja Valle, compareció en la sala de prensa de Abegondo antes del entrenamiento matutino para analizar la grave situación que vive el equipo blanquiazul. Valle resaltó el mal momento anímico por el que dice que está pasando la plantilla, asegura que comprende la preocupación de la afición y pidió tiempo para que los jugadores se conozcan mejor y encuentren soluciones.

«Estamos fastidiados. Una semana más, todo el trabajo que haces entre semana con vistas al partido se te va. Y cada vez duele más, porque crees que estás cerca de conseguirlo y te llevas otro golpe», relató. «Pero debemos levantar la cabeza, remediar los errores cometidos y mirar hacia adelante», arengó.

Borja Valle insistía una y otra vez en que la derrota ante el Elche «fue otro golpe más, que duele mucho». «Deseábamos que no pasara», confesó. «Te metes en esa dinámica complicada, en la que no ganas y no puntúas. Pienso que lo que vale es el resultado, pero se vieron cosas mejores que en otros partidos. A nivel global fue de los partidos más completos, pero en esa dinámica parece que todo se vuelve en contra», analizó con amargura.

También intentó ponerse en la piel de los aficionados deportivistas: «Es normal que estén mal. La gente ve al club de su corazón en una mala situación y necesitan que alguien les ubique y les explique qué esta pasando. Nadie pensaría que un club de esta historia y con esta plantilla estuviese en esta situación». «No es nada fácil apoyarnos, pero les pedimos que sigan creyendo, que no suelten la mano. Intentamos darle la vuelta cada día, somos los primeros culpables y los primeros que intentamos solucionar los problemas», añadió.

Respecto a las valoraciones del exentrenador Juan Antonio Anquela en una entrevista en La Voz, en las que incidía en la presión que supone jugar en el Deportivo y la exigencia histórica que conlleva, Borja Valle le otorgaba la razón a su extécnico. «Este Deportivo es un club muy grande, con un escudo igualmente grande. Hay que dar un mínimo de nivel y ser profesional. Cierto que mentalmente no estás bien y que no haces un fútbol tan atrevido, pero esto es obvio que le sucede a cualquier futbolista en esta misma situación», justificó.

«El Deportivo es un club muy grande, con un pasado que pesa y es normal que suceda eso. Lo que dice Anquela lo pensamos la mayoría. Pero cuando firmas aquí sabes la responsabilidad que conlleva», advirtió.

Para el de Ponferrada, su objetivo, «más que nunca» es ganar el fin de semana. «No puedo mirar a largo plazo, cuando cada fin de semana nos llevamos golpes. Quiero sonreír y que el Dépor sonría», argumentó.

No le dio demasiada importancia al hecho de que el próximo rival del Deportivo sea un Extremadura que también está pasando por una delicada situación. «En Segunda da igual contra quién y cuándo juegues. Cualquiera puede ganar. Ninguno estamos haciendo un buen inicio de Liga y parece que estos puntos puedan ser más importantes, pero no es así», dijo. «No soy mucho de estadísticas. Esto es fútbol. Me da igual ganar 0-1 que 0-8. Quiero ganar y empezar a puntuar. No sé si habrá más o menos espectáculo, pero quiero que el aficionado se vaya feliz porque hemos ganado», deseó.

Valle también valoró las diferentes corrientes de opinión que se ciernen sobre el equipo, después de haber obtenido apenas un triunfo en lo que va de temporada. «Cada uno pensará diferente. Que como no hemos ganado en catorce jornadas no vamos a volver a ganar. O que ya nos toca...», reflexionó. «Es fútbol, es incontrolable. Da igual que practiques el balón parado, y no aparecen las soluciones. Son dinámicas, estados de ánimo. La cabeza lo controla todo. Y hasta el mejor falla en estas situaciones», se defendió.

Borja Valle finalizó reflexionando sobre el estilo de juego que tiene el equipo y sobre cuál se adaptaría mejor a la plantilla, comparando las etapas de Luis César y de Anquela al frente del banquillo blanquiazul. «Cada entrenador tiene su forma de entrenar a un equipo. Luis César no tiene nada que ver con Anquela. Es cierto que ahora no es el mejor momento para que un central salga regateando intentando dar un pase de gol. Hay que simplificar las cosas, coger confianza. Es obvio. Y llegará un momento en que encararemos y el Deportivo crecerá. Pero eso lleva un tiempo», analizó. «El estilo depende de los jugadores que tengas en el campo. Estamos en ese proceso de conocernos, saber lo que aporta cada jugador en cada posición. Tenemos la sensación de que nos juntamos veinticinco tíos de repente y que necesitamos conocernos. Y Luis César está en ese proceso de enseñarnos», concluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Borja Valle: «El Deportivo es un club muy grande, con un pasado que pesa»