El paso al frente de los futbolistas es más decisivo que la forma de juego

Así debe plantear el Deportivo su partido ante el Elche, según José Luis Oltra


Más que el partido de Fuenlabrada, en el que lo mejor para el Dépor fue sumar un punto en un campo complicado, la referencia debe estar en lo que se hizo en la segunda parte de El Sardinero, dónde sí ofreció argumentos sólidos.

Aspecto emocional: ganar de cualquier manera

El Dépor ya no es que necesite una victoria, es que le urge cuando lleva sin conseguirla desde la primera jornada. Da igual cómo juegue. Tiene que dar un paso al frente y ganar. Ya no es una cuestión puramente futbolística, por más indicaciones que pueda dar el técnico, es una cuestión de que los jugadores compitan de acuerdo con el nivel que tienen. Necesita que den un salto en su rendimiento individual al servicio del colectivo. El Elche va a llegar a Riazor tras superar, con su victoria frente al Mirandés, un momento delicado. Fuera de casa es un equipo fiable, con buenos números y que ha recuperado el margen de confianza que dan los triunfos.

Un rival que se asocia poco y exprime su verticalidad

El Elche es un grupo muy definido, que viene trabajando junto hace tiempo. De hecho, en su alineación, lo previsible es que solo haya un futbolista incorporado este verano: Fidel, que viene de anotar un hat trick y que es un jugador a tener muy en cuenta. Pacheta suele formar con un 4-4-2 cuando el equipo defiende y un 4-4-1-1 cuando ataca.

No es un equipo que tienda a asociarse mucho, pero salva bien las líneas de presión y es muy vertical y profundo por fuera. Ese es su mayor peligro. El Dépor se va a encontrar a un equipo bien ordenado, agresivo e intenso y que explota la calidad del propio Fidel en el balón parado.

Una leyenda, un goleador y un portero de garantías

3Nino, que jugará de enganche, merece mención aparte. Es una leyenda de la categoría, lleva 22 años jugando al fútbol y acumula multitud de récords. Ha retrasado un poco su posición para reforzar su capacidad como asistente. Ha perdido la voracidad goleadora que tuvo pero sigue siendo un futbolista fundamental. En punta estará Yacine Qasmi, un muy buen futbolista, incorporado desde el Melilla en el pasado mercado invernal. Sabe aguantar el balón, moverse al espacio y exprimir su potencia. Está respondiendo con goles -lleva cuatro- como máximo anotador de su equipo.

Como referencia de este Elche no podemos obviar a su guardameta, Edgar Badía. Es el portero que más intervenciones hace de la categoría (54) -por delante de Dani Barrio, del Numancia, y Ortolá, del Tenerife-y son paradas en momentos decisivos. Es muy seguro y muy rápido bajo palos.

El momento de Koné y los balones que llegan arriba

La clave, para el Dépor, será hacerle jugar al Elche en su campo. Debe aprovechar Riazor para ganar fluidez y verticalidad. Al Elche le puedes hacer daño si circulas rápido, a la espalda de sus centrales. Si Luis César mantiene el sistema con dos delanteros, es importante llevarle balones en condiciones. Koné está en buen momento y hay que aprovecharlo. El equipo debe superar ciertas lagunas que ha mostrado recientemente, como equipo previsible y al que le falta carácter para exponer de una vez todo su potencial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El paso al frente de los futbolistas es más decisivo que la forma de juego