Nino ante Luis César: Los más veteranos del lugar

TORRE DE MARATHÓN

Nino, durante un partido en el 2002 contra el Racing de Ferrol, club en el que dirigió el arousano.
Nino, durante un partido en el 2002 contra el Racing de Ferrol, club en el que dirigió el arousano. Kopa

Luis César, con 429 partidos a sus espaldas en Segunda, se prepara para recibir al Elche de Nino, el hombre récord de la categoría en goles y duelos disputados

09 nov 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Ningún entrenador de la actual Segunda División ha dirigido más partidos que Luis César.

Nadie ha disputado más partidos en la categoría de plata que Nino. El delantero, que cumplirá 40 años en junio y sigue sin fecha de caducidad, encabeza una lista interminable de récords en Segunda. Es el que más minutos ha jugado, el que más goles ha metido y el que a más rivales diferentes se ha enfrentado. En las filas del Elche, Tenerife y Osasuna, Nino ha visto pasar 76 camisetas distintas. Entre ellas las del Nástic de Tarragona, el Albacete, Poli Ejido, Alcoyano, Lugo o Valladolid, equipos que fueron la casa de Luis César. También la elástica verde del Racing de Ferrol.

Ha pasado más de una mayoría de edad desde que el fútbol los citó por primera vez. Fue en el mes de septiembre del 2000 en A Malata. Luis César dirigía al Racing en su regreso a Segunda División con Unai Emery en la plantilla departamental. Nino —todavía con ficha del filial— había logrado ganarle la partida a Changui como titular tras la retirada de Claudio Barragán en aquel Elche de Mazinho. Contexto como foto fija de un fútbol no tan lejano.

Claudio y Nino compartieron dos cursos en la disciplina ilicitana. El del regreso definitivo desde la Segunda B y un año en la categoría de plata. «Ya de aquellas apuntaba maneras», recuerda el mítico delantero del Superdépor. «Estábamos en Segunda B y nos jugamos el ascenso en la promoción contra el Melilla. Recuerdo que él marcó el gol de la victoria en casa y yo en Melilla. Creo que es el futbolista en el que deberían de mirarse muchos», rememora Claudio, que confiesa que le duele mucho ver al Deportivo como colista de Segunda, pero considera a Luis César el hombre ideal para reflotar la nave coruñesa.

Con 974 partidos a sus espaldas y dos décadas de experiencia en sus respectivas áreas, Luis César y Nino se reencontrarán en Riazor. Un delantero y un entrenador. Ellos son los actores principales de esta añeja puesta en escena. Pero a la trama le sobran los personajes de reparto. El fútbol es muy pequeño y en los viajes por esta categoría es fácil coincidir en el vagón.

Moisés García León fue otro delantero envasado al vacío. Su dilatada carrera fue sinónimo de goles allá donde fue. Zaragoza, Pamplona, Leganés, Vigo, Villarreal o Sevilla. Así hasta un total de 13 ciudades. Elche fue una de ellas. Defendió al equipo de la franja verde durante dos temporadas. Del año 2003 al 2005. Dos años después, Luis César se convertiría en su entrenador en el Poli Ejido.

«Creo que no se retirará todavía», vaticina Moisés sobre el futuro inmediato de Nino. «He seguido mucho al Elche este año porque ahora trabajo en una empresa de representación. Lo veo muy bien físicamente y lo están dosificando bien», asegura.

«No pensaba que jugaría tantos años, pero tampoco lo pensaba de mí mismo. —Moisés colgó las botas con 39 años— Tenía 33 o 34 años cuando coincidí con él. Me llamaba Tanque y siempre me decía ‘ya es horita de que te retires’, y yo le contestaba ‘pero cómo me voy a retirar si estoy metiendo goles todos los fines de semana’. A él le está pasando lo mismo. Está marcando y se encuentra a gusto», asegura un Moisés que hace muy pocos días conversaba con su excompañero. No hay duda de que guarda buen recuerdo de Nino. No tanto de su etapa con Luis César en El Ejido en la que apenas jugó y el equipo acabó descendiendo.