Deportivo y Elche: Mal invitado para peor anfitrión

Solo el Extremadura empeora los números como local del Deportivo antes de que los coruñeses reciban al Elche, uno de los mejores visitantes de la Liga


Tradicionalmente, al Deportivo le ha ido bien cuando el Elche ha visitado a Riazor. No pierde un duelo contra los ilicitanos jugando como local desde la temporada 1979-1980, curso de infausto recuerdo para el fútbol gallego en el que Celta y Deportivo se fueron de la mano a la Segunda División B. En las filas de los coruñeses, algunos históricos como Paco Buyo, Ramón Piña, Richard Moar, Piris, José Luis Vara, Alfonso Castro o Traba.

Más allá de aquel trauma —el infierno de la Segunda B duraría una temporada— y de una promoción en la que el Elche privó al Fabril del ascenso a Segunda en los noventa, casi todo son recuerdos dulces. El Dépor de Lotina barrió a los alicantinos de la Copa del Rey del 2009 con facilidad, el año del ascenso de Oltra, el Dépor logró una apasionante victoria por 4-3. Cuando el Elche logró ascender a Primera en el año 2014, también cayó en Riazor y el curso pasado se llevó un saco de goles en una noche en la que Carlos Fernández presentó su mejor repertorio al municipal coruñés.

El panorama en noviembre del 2019 es muy diferente y ese visitante de buen recuerdo amenaza ahora con dejar la casa de los blanquiazules patas arriba.

Los coruñeses acumulan desgracia tras desgracia ante su gente desde la victoria que inaguraba la temporada. Casi tres meses después de aquel espejismo, solo el Extremadura ha sumado menos puntos como local que el Deportivo. Los del Almendralejo han logrado cinco —con victoria incluida precisamente ante el Elche— frente a los seis que han conseguido entre Anquela y Luis César Sampedro. El Deportivo comparte ese honor de ser el segundo peor anfitrión de la categoría con el Tenerife, el Racing de Santander y el Málaga. Aunque andaluces y deportivistas han disputado un partido menos en su estadio que el resto.

Y si el sufrimiento empieza a convertirse en costumbre para el público de Riazor, un Elche desatado lejos del Martínez Valero no alimenta las esperanzas de recuperación. Al menos en cuanto a números.

El equipo de Pacheta se ha colado por méritos propios en el selecto grupo de visitantes molestos. Solo Cádiz (el líder de Segunda), Fuenlabrada (tercer clasificado) y Albacete (equipo que cierra los puestos de promoción) han conseguido más victorias lejos de su estadio que el Elche, que se ha llevado los tres puntos del campo del Alcorcón, del Tartiere y de Montilivi, además de arañar un punto de Los Pajaritos. Es cierto que suman tres derrotas, pero, a excepción de la visita al Extremadura, el rival del Deportivo ha caído en campos complicados como son La Romareda o El Alcoraz.

El Martínez Valero, ese campo en el que el Deportivo de Víctor Sánchez del Amo le vio las orejas a la Segunda tras perder 4-0 en el 2015, está siendo el gran debe de los valencianos. El Elche solo ha vencido ejerciendo como local a la Ponferradina y al Mirandés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Deportivo y Elche: Mal invitado para peor anfitrión