La importancia del nivel de activación en el fútbol


Desde mi punto de vista, esta temporada el Deportivo tiene fundamentalmente dos problemas: de juego y mental. Se están repitiendo situaciones de ir siempre por detrás en el marcador en las primeras partes, lo cual condiciona un partido desde el aspecto táctico al psicológico, genera en los futbolistas una pérdida de autoconfianza a nivel individual y grupal, la aparición de pensamientos negativos en sus mentes y, consecuentemente, pérdida de concentración, temor a tomar decisiones, bloqueo y bajada del rendimiento deportivo.

¿Por qué no se activa correctamente el equipo desde el principio? Quizá porque en sus cabezas perciben todavía cada partido como una amenaza y no como un reto desafiante. Entran en el encuentro, inconscientemente, en una posición de perdedor por la mala trayectoria que hay detrás, y cuando se dan cuenta de que no son inferiores al rival, reaccionan, se rebelan contra la situación, no tiran la toalla. Por eso me quedo con esta postura muy positiva del equipo, que les va a permitir superar poco a poco esas incertidumbres. Ahí juegan un papel muy importante los líderes del grupo, el cuerpo técnico y la labor del psicólogo del club. Hay que seguir trabajando el aspecto psicológico y por supuesto, también el juego.

El Deportivo se ha visto con un marcador adverso durante los primeros cuarenta y cinco minutos en los dos últimos encuentros, y ha reaccionado en las segundas partes mejorando su juego y empatando los partidos. ¿Por qué? Las segundas partes hay que verlas como un partido nuevo. A nivel técnico, el míster corrige errores y hace alguna modificación táctica que mejora el juego; y en el aspecto psicológico, el nivel de activación de los jugadores mejora, se ajusta, lo cual significa que el equipo es capaz de superar situaciones adversas y sabe cómo hacerlo. Es seguro que el psicólogo estará trabajando este aspecto y otros muchos, tan importante en el rendimiento deportivo.

El nivel de activación es la forma de activarse una persona a nivel físico y psicológico, y cada futbolista tiene que aprender a encontrar su nivel óptimo de activación, porque no hay un único nivel óptimo, cada jugador tiene el suyo y va a depender de su personalidad y de la tarea que le asigne el entrenador. Por tanto, los deportistas tienen que entrenar psicológicamente el nivel de activación para llegar al nivel óptimo y así tener un rendimiento deportivo máximo acorde a su capacidad.

El nivel de activación depende de tres variables: la motivación, el nivel de estrés y la autoconfianza, que van a determinar el funcionamiento físico y mental de los futbolistas y su rendimiento deportivo. Es tan negativo que un futbolista salga al campo con un nivel de activación muy alto -de gran tensión y excitación, con lo que cometería muchos errores, reacciones tardías, riesgo de expulsión, indecisiones continuadas... debido a que su capacidad de concentración es muy baja-, como con un nivel de activación muy bajo, con el cual no estaría preparado para competir ya que una tensión muscular adecuada y la coordinación son fundamentales para una buena ejecución deportiva.

José Velo Gantes es psicólogo especialista en Psicología del Deporte, profesor titular de Psicología de la Escuela Gallega de Entrenadores y entrenador Nacional de Fútbol

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La importancia del nivel de activación en el fútbol