Se buscan hombres, y alguno hay


La cosa no está como para ir a la fuente de Cuatro Caminos a celebrar un pírrico empate contra un Racing de Santander que ascendió con el gancho a Segunda, y que pasa por ser uno de los grandes candidatos al descenso. Pero el partido de El Sardinero debe servirle a Luis César para separar el grano de la paja. Para encontrar a los hombres que realmente van a sacar al Deportivo del fango, y apartar a un lado a los que ahora mismo les tiemblan las piernas y no son capaces de sostener el peso del escudo de un campeón de Liga. Por lo de pronto, dejó sin minutos a un Gaku que necesita un diván para reencontrarse a sí mismo; relegó a Mollejo al papel de revulsivo; y sacrificó a Aketxe en la segunda mitad, cuando se dio cuenta de que el equipo necesita fútbol y mordiente, y no solo un buen lanzador de faltas. Bergantiños y Giménez son la esencia del Dépor, ellos siempre estarán ahí, pero hay otros como Koné, Salva Ruiz o Peru que en Santander dieron un paso adelante. Incluso Jovanovic parece que quiere sumarse a la causa, después de meses relegado al ostracismo. Se buscan hombres. Y en Santander se vio que alguno hay.

Por Ivan Antelo es periodista de La Voz de Galicia

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Se buscan hombres, y alguno hay