Un Dépor con intensidad, verticalidad y que pise el área rival

José Luis Oltra

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

Las claves, según el técnico José Luis Oltra, que debe tener en cuenta el conjunto blanquiazul para enfrentarse al Málaga

20 oct 2019 . Actualizado a las 10:41 h.

Hace solo cuatro meses el Deportivo y el Málaga disputaban el mismo partido de esta tarde en el estadio de Riazor. Pero entonces jugaban un compromiso a doble vuelta para ver qué equipo llegaba a la final para el ascenso a Primera. Ahora viven una realidad muy distinta, una situación delicada que tienen que saber asumir y afrontar porque ninguno de ellos cumple con las expectativas marcadas y deben gestionar una situación extraña, que no era la que pretendían cuando se construyeron en verano. En esas circunstancias, en un partido que enfrenta al último contra el penúltimo, los jugadores deben aislarse de ese entorno que pueda anunciar un duelo de miserias. En realidad también es un partido más de la categoría el de hoy en A Coruña, en el que el Deportivo tiene que intentar ganar ofreciendo una buena imagen.

Málaga

Las 17 fichas condicionan la toma de decisiones del entrenador. Después de caer en las semifinales por el ascenso, el Málaga se encontró con una crisis institucional muy importante el pasado verano. De esa situación salió una plantilla con solo 17 futbolistas profesionales, de la que tan solo entraron 16 en la convocatoria de la semana pasada. Esas estrecheces condicionan la toma de decisiones de cualquier entrenador de forma constante. Víctor Sánchez del Amo está trabajando mucho, pero no ha conseguido dar hasta ahora con la fórmula precisa para lograr el rendimiento de su equipo.

Identidad

Víctor Sánchez del Amo todavía busca su modelo. En estos 11 primeros partidos, Víctor ha ido planteando diferentes dibujos: ha jugado con dos y con tres centrales; ha utilizado dos o tres mediocentros; ha apostado por un delantero centro o por dos... A los 17 futbolistas, a todos, les ha dado oportunidades, pero no ha dado ni con el equipo ni con la forma de jugar. Pese a todo, se comporta como un equipo sólido y organizado, con algunos números aceptables. Pero su indiscutible carencia es la falta de gol. Le cuesta tanto ver puerta, que es el menos goleador de la categoría, con solo siete tantos anotados. Por ahí le vienen la mayoría de sus problemas. Los problemas del Deportivo son justo los contrarios, porque sí marca, pero el problema que más le penaliza es el alto número de tantos recibidos.