El Dépor, con lo que puede ante el Albacete

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

Anquela, apurado por las bajas, estrenará en Riazor a varios de sus nuevos jugadores

06 sep 2019 . Actualizado a las 21:06 h.

El miércoles marcaba en Murcia y hoy se colaba en la lista para jugar en Riazor. Víctor Mollejo representa el caso más extremo en la convocatoria de Anquela, pero hay otros cuatro citados casi en su misma condición. Al extremo propiedad del Atlético le confirmaron el lunes que jugaría cedido en el Dépor, cuando ya tenía las maletas listas para viajar con la selección sub-19 y medirse a Alemania en San Pedro del Pinatar. Un duelo que acabó sirviendo de rodaje de cara al de mañana. «Llego bastante en forma», sostuvo ya en Abegondo poco antes de ver un vídeo sobre su próximo rival. 18 años, ninguna experiencia en Segunda, y solo una hora y media para conocer a sus nuevos compañeros y la rutina blanquiazul. Las cinco bajas que sufre el conjunto coruñés han forzado a la rápida integración de los últimos en llegar.

«Estoy preparado. En Arabia jugué un partido antes de venir», manifestaba también ayer Sasa Jovanovic, que peleará con el propio Mollejo y con Beto da Silva por una de las dos plazas de extremo a las que, lesionado Borja Valle, también opta Galán.

La competencia se va rebajando según se mira hacia atrás. «Vengo entrenando toda la pretemporada a tope en Valencia y disputando partidos amistosos. Estoy preparado para lo que el míster decida», aseguraba Salva Ruiz, favorito para ocupar el lateral izquierdo. Apenas hay dudas de que a su lado, dentro ya del eje de la zaga, se instalará Javi Montero. No está Somma, tocado, y Anquela ni siquiera ha avivado las dudas citando a Mujaid.

El lugar del central en la convocatoria lo ocupa otro fabrilista. David Sánchez ha actuado de mediapunta en sus intervenciones con el primer equipo, pero también puede desenvolverse en la medular, donde el Dépor acusa las ausencias de Shibasaki, reclutado por Japón, y del recién operado Nolaskoain.

El doble pivote lo formarán de este modo Bergantiños y Vicente. Al canario le llega la oportunidad de empezar a congraciarse con Riazor tras concluir la pasada campaña señalado por su desempeño en Son Moix.

Ineficacia anotadora del rival

Por encima de funciones creativas, el principal reto para este centro del campo improvisado estará en las tareas de contención. Los coruñeses tendrán ocasión de sacudirse el sambenito de conjunto más goleado de la categoría frente a un adversario propicio. El Albacete solo ha marcado una vez en sus tres encuentros y para ello tuvo que recurrir al rival. Alcalá convirtió en su portería el 1-0 con que se saldó la visita del Girona al Belmonte.

Tres puntos que es todo lo que luce en el casillero manchego. Exactamente la misma cantidad que atesoran los coruñeses. Ambos han ganado su único encuentro en casa y perdido en dos ocasiones a domicilio. La pasada jornada, los de Ramis dejaron muchas dudas en El Molinón.

Para remediarlo, el que fuera central del Dépor ha hecho reformas en el equipo, partiendo de la convocatoria. Incluyó a dos de los nuevos. Los mediocentros Eddy Silvestre y Capezzi debutan en la lista tras incorporarse recientemente a la disciplina del Alba. Pese al esfuerzo, los locales empezarán hoy muy por delante en cuanto a efectivos a estrenar. «No sé si dos, tres o cuatro -anunciaba Anquela ayer-. El verde pone a cada uno en su sitio». En Riazor serán multitud buscando un lugar.