Los librillos, esquemas e ideas de todos los entrenadores de la nueva Segunda División

Siete rivales del Deportivo estrenan técnico esta temporada y se amplía el abanico de estilos en la categoría

I. A.
A Coruña

Los 22 equipos de Segunda enfilan la 2019-2020. La mayoría de los que repiten categoría han mantenido a su cuerpo técnico y solo el Alcorcón, Almería, Numancia y Tenerife rompen la tónica. Entre los que llegan de Primera y Segunda B, el Mirandés, el Girona y el Huesca también han optado por el cambio. Con todos los banquillos de los rivales del Dépor ocupados, se distingue una mezcla entre la apuesta por el juego combinativo y la solidez defensiva.

Albacete

Luis Miguel Ramis.  Sigue en el banquillo del Albacete tras meter al equipo en el play-off, lo que le convirtió en un ídolo para los aficionados. Alterna el 4-2-3-1 con el 4-4-2, variando entre el fútbol de toque con el juego directo.

Cádiz

Álvaro Cervera. Ya son cinco temporadas las que va a cumplir Cervera en el banquillo del Cádiz. La afición se muestra satisfecha con su trabajo en estas últimas campañas. Practica un juego de corte muy defensivo, con extremos rápidos para sorprender al contragolpe. Su sistema habitual es un 4-4-2 o incluso jugando con un trivote para ganar solidez defensiva.

Elche

Pacheta. Idolatrado tras ascender al equipo a Segunda y consolidarlo. Cumplirá su tercera temporada en el club. Muy metódico y trabajador, alterna dos esquemas: 4-1-4-1 o 4-2-3-1.

Extremadura

Manu Mosquera. El coruñés pretende basarse en la intensidad y una presión alta. Un fútbol muy físico que apuesta por el juego interior con un 4-2-3-1. La hinchada lo ha convertido en ídolo por su pasado y presente en el club.

Las Palmas

Pepe MelSe mantiene en el banquillo canario y seguro que continuará apostando con el 4-2-3-1 con el que dispuso al equipo la pasada temporada. Tiene a la afición en contra tras tomar el mando a mitad de una campaña en la que partían con la idea de ascender y acabaron en mitad de la tabla.

Lugo

Eloy Jiménez. Repetirá en el banquillo del Lugo tras salvarlo del descenso a finales de la pasada campaña. Se mantuvo fiel al esquema 4-4-2, inculcando a sus hombres que jueguen juntos y evitando encajar. La afición aplaudió su renovación tras salvar al equipo.

Málaga

Víctor Sánchez del AmoSigue en el banquillo malacitano a pesar de no conseguir el ascenso. Al final de temporada con un sistema 4-3-3 sumó 5 victorias y metió al equipo en play-off. Renovó por un año más y los aficionados confían en él para lograr el objetivo del retorno a Primera.

Oviedo

Sergio Egea. Cumple su segunda etapa en el club asturiano. En la primera logró ascender al equipo a Segunda División y la hinchada lo tiene en un pedestal por ello. Su estilo rompe con lo visto y apuesta por un 4-4-2, bombardeando el área a centros. No es un fútbol muy creativo.

Sporting

José Alberto López. El Sporting sigue confiando en José Alberto López, a quien se encomendó para terminar la pasada campaña. Su sistema de juego varía entre el clásico 4-4-2 y un 4-2-3-1.

Zaragoza

Víctor FernándezEl exentrenador del Deportivo recondujo la situación la temporada pasada, apostando por un esquema 4-2-3-1. Pretende mantener su estilo pero con una defensa más rocosa. En su tercera etapa la acogida fue muy buena.

Alcorcón

Fran Fernández. El nuevo inquilino del banquillo del Alcorcón es un entrenador al que le encanta el fútbol de toque y comenzar a jugar desde el portero. Sus sistemas más utilizados son el 4-4-2 y el 4-5-1.

Almería

Óscar Fernández. Se estrena en el banquillo y la afición lo recibió con indiferencia al ser por el momento un desconocido en la categoría. Viene de entrenar al Atlético de Madrid B y suele alternar el 4-2-3-1 con el 4-4-2. Suele decantarse por el fútbol combinativo.

Numancia

Luis Carrión. Debuta en el banquillo del Numancia pero ya conoce la categoría tras haber entrenado al Córdoba en dos temporadas diferentes. Es un técnico joven que solía alternar en sus anteriores equipos el 4-2-3-1 con el 4-3-3, pero que acostumbra a cambiar notablemente el juego de su equipo en función del rival.

Tenerife

Aritz López Garai. El Tenerife confía en un entrenador con poca experiencia tras entrenar únicamente al Reus y al Numancia, por lo que a la afición no le causó mucho furor este fichaje para su banquillo. Practica un juego de posesión, de madurar la jugada y con sistema 4-3-3 con las líneas juntas para conseguir una buena salida del balón.

Fuenlabrada

Mere. El Fuenlabrada renovó a Mere como entrenador tras lograr de manera brillante el ascenso la pasada temporada, en la que se convirtió en un símbolo para los aficionados. Sus equipos no eluden llevar el control, aunque tampoco lo buscan, siempre amparado en el clásico 4-4-2.

Mirandés

Andoni Iraola. El conocido exjugador del Athletic de Bilbao se estrena en el banquillo en el retorno del Mirandés a Segunda A y con una afición dividida entre los que querían la renovación de Borja Jiménez tras subir al equipo y los que prefieren a su sustituto. El ex del Athletic apuesta por equipos que lleven el control del juego y suele poner en liza un 4-4-2.

Ponferradina

Jon Pérez Bolo. En su retorno a la categoría de plata, la Ponferradina apuesta por Jon Pérez, con quien consiguió el ascenso. En Segunda B utilizaba el sistema clásico, centrándose en el dominio de balón con un juego bastante ofensivo. Supo reaccionar la temporada pasada cuando el equipo no lo estaba pasando bien y acabó consiguiendo el ascenso, lo que, como es lógico, hace que la afición esté de su parte.

Racing de Santander

Iván Ania. Renovó una temporada más tras conseguir el ascenso con el Racing. En la pasada campaña, en Segunda B, usó el sistema 4-2-3-1 buscando el dominio del balón y manteniendo una presión alta en todos los partidos. Este año, en otra categoría, su propuesta aún no parece definida. Su relación con la grada es buena porque llegaron hasta ahora solo buenos resultados.

Girona

Juan Carlos Unzué. Esta es la primera campaña de Juan Carlos Unzué en el club catalán. El sistema que está usando esta pretemporada es el 4-4-2 rompiendo con el uso de carrileros que implantó Machín. Le gusta tener el control de la posesión jugando al toque. La afición quería la marcha de Eusebio, por lo que recibieron bien a Unzué.

Huesca

Míchel Sánchez. El madrileño, que nunca había salido del Rayo Vallecano como técnico, se estrena en el banquillo del Huesca. Su esquema habitual es un 4-3-3 con laterales con largo recorrido y suele actuar con un solo punta de referencia, posiblemente el ex del Lugo, Dani Escriche.

Rayo Vallecano

Paco JémezEn su segunda etapa en el Rayo, Jémez usó un esquema de juego 4-2-3-1, pero en esta pretemporada está empleando un sistema con dos carrileros y tres centrales. Pese a que su marcha sentase muy mal a la afición, en su vuelta supo ganarse a la grada. Confían en él para volver a Primera División.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los librillos, esquemas e ideas de todos los entrenadores de la nueva Segunda División