«El Deportivo necesita ingresar muy por encima de las cantidades recibidas»

Carmelo del Pozo avisa de que pese a los traspasos de Expósito y Quique, el club no puede pagar cantidad alguna por los nuevos fichajes


Se puede decir más alto, pero no más claro. «Mientras no haya ingresos por una cantidad muy alta, no podremos pagar traspasos. El club necesita recibir ingresos muy por encima de las cantidades recibidas. El año pasado y en este que empieza tenemos que compensar gastos que se hicieron el último año de Primera, y estamos en la primera fase de aportaciones que igualen las realidades negativas de esos años. Luego se logrará el equilibrio y podremos hacer otras cosas", ha afirmado este lunes el director deportivo del Dépor, Carmelo del Pozo, a la hora de analizar los movimientos de mercado de su equipo al inicio de la pretemporada.

Del Pozo ha reconocido también que está a punto de incorporarse a la plantilla un nuevo portero. «Está apalabrado y se anunciará en los próximos días. Es joven y vendrá a competir con Dani Giménez», ha añadido, aunque ha insistido en la necesidad de nuevas salidas. Todas las miradas apuntan hacia Róber, Juanfran y Rolan, quienes la pasada temporada militaron en Primera, así como las dos fichas más altas de la plantilla de la pasada campaña, Cartabia y Mosquera. El director deportivo ha abordado la situación de cada jugador.

Sobre Róber Pier ha dicho: «Le ha costado mucho llegar a Primera y ahora tiene una lesión de cruzado complicada. Le queda un año de contrato y hay que encontrar el mejor momento para el club que lo quiere, Róber y nosotros». Al respecto de Fede Cartabia: «Hay cierto interés de algún club por Fede y debemos equilibrar a las tres partes, los números y las situaciones deportivas de Fede. Va a ser un verano como el año pasado, largo en algunos casos concretos. Pero si Fede sale, vendría otro». Acerca de Diego Rolan: «¿Que no quiere jugar en Segunda? Cuando firmas un contrato con unas cantidades en Primera y otras en Segunda ya sabes. Lampropoulos no puso ni un pero ni una dificultad, pese a no subir. Está encantado y yo quiero que todos estén encantados. El Dépor en Segunda abre puertas, la próxima temporada habrá cinco o seis jugadores en Primera qe estuvieron con nosotros. Se han revalorizado y es un mérito de la marca Dépor y de la gente que antepone jugar aquí, porque aunque sea Segunda, la exigencia y el apoyo de la gente va a ser mayor». Y sobre Pedro Mosquera: «Tenemos todos en la cabeza unas cosas y veremos qué pasa. Vamos a tener cuatro mediocentros en la plantilla y le toca trabajar y ser uno más». Aunque también ha señalado que no se refería a él cuando ha pronunciado estas palabras: «Tenemos que tener claro cuánto vale un jugador y cuánto da en el campo».

El director deportivo del Dépor se ha mostrado especialmente orgulloso de la llegada de Gaku Shibasaki, con quien el Deportivo ya tenía un compromiso en el mercado de invierno, finalmente frustrado por culpa del Getafe: «El esfuerzo de Gaku por estar con nosotros es bestial. Creo que las dos partes teníamos ganas de cumplir el compromiso existente y ese papel ya firmado el 31 de enero. Ahora tiene un contrato de cuatro años de duración y con una cantidad que habrá que pagar por subir, y si hay un futuro traspaso también habrá una parte para el Getafe».

El Deportivo ya está en Segunda y necesita dinero

Paulo Alonso

Si no fuera porque con Tino Fernández la deuda concursal que llegó a estar en 160 millones se redujo a 82, parecería que Carmelo del Pozo hubiese creado este lunes un nuevo concepto y el Deportivo cargase ahora con la mochila de los gastos del anterior consejo de administración en la última temporada en Primera. Evidentemente, conviene no confundir el apuro conyuntural del club en esta próxima campaña con el terremoto que amenazó su supervivencia en los últimos años del lendoirismo. Pero resulta revelador el dircurso del director deportivo, que atribuye la estrechez económica actual del Dépor al gasto de la última temporada en Primera, la del desfile de entrenadores (Mel, Cristóbal y Seedorf), altas de alto coste para su bajo rendimiento (Lucas, Guilherme, Valentín, Krohn-Delhi, Muntari...) y la salida de Richard Barral en enero dejando a Tino Fernández al frente de las contrataciones de invierno. Porque en el cóctel que propicia la merma de ingresos del club en el próximo ejercicio (tendrá unos 16 millones para todo) se combinan los contratos heredados de aquella última temporada en Primera cuando el techo de gasto se disparó de 24 a 40 millones gracias al crédito de Abanca, pero también la desaparición del seguro de descenso y los problemas que arrastra no solo el Deportivo sino todos los clubes que se adaptan a la nueva vida en Segunda después de un pasado en Primera que no se enmienda con un ascenso inmediato.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos
Comentarios

«El Deportivo necesita ingresar muy por encima de las cantidades recibidas»