Peligran los chicos de oro del Dépor

El Deportivo afronta la marcha de perlas de su cantera como Hugo Novoa, Bernárdez o Ricardo, mientras tiene en el alambre la continuidad de otras


La refundación del proyecto para retornar a Primera se convierte en el gran asunto sobre las mesas de Paco Zas y Carmelo del Pozo. Pero no es el único. Orgulloso exfutbolista del Fabril, el presidente del Deportivo puso el foco durante las elecciones en la política de cantera, pero este verano se está enfrentando a una auténtica fuga de talento en Abegondo. Por su parte, el director deportivo anunció el pasado febrero una gran reestructuración del trabajo de cantera, cuyos primeros resultados aún están por ver. Lo único claro es que los chicos de oro de la ciudad deportiva, ocho canteranos en los que estaban depositadas muchas de las esperanzas de que el primer equipo contase con una base de canteranos a medio plazo, se está desmoronando. Algunas de estas perlas ya han anunciado su marcha a otros clubes, mientras otras se lo están pensando muy seriamente. Eran proyectos de futbolistas con varios años de trabajo en el club (algunos más de cuatro o de seis) que enfilan ahora la edad juvenil o llaman desde ella a mayores responsabilidades, pero que están afrontando un verano en el que para la mayoría el Deportivo ha desaparecido o está en peligro de desaparecer de sus planes.

El caso más conocido es el de Hugo Novoa, internacional sub-16, que acaba de anunciar su adiós. Según algunas fuentes, se vinculará al Leipzig alemán con un contrato de 120.000 euros por tres temporadas. Extremo diestro vertiginoso y de calidad, muchos lo consideraban la más brillante promesa deportivista de los últimos años. Pese a que en la próxima temporada aún se va a convertir en juvenil de primer año, disputó toda la pasada campaña con el juvenil?B y cerca de diez partidos con el de División de Honor. Llevaba varios años ignorando los cantos de sirena del Madrid, pues el proyecto del Dépor, que se inclinaba por llevarlo por delante de sus compañeros de edad, siempre lo atraía más. Hasta ahora, que la mareante oferta económica no le ha dejado otra opción.

Su marcha no será la única. Sergio Bernárdez, internacional sub-15 desde los cadetes del San Tirso, aunque llevaba desde alevines en el Deportivo, jugará el curso que viene en las categorías inferiores del Atlético de Madrid. Tiene un año menos que Hugo Novoa y su posición es la de centrocampista, bien como pivote o interior, pero también se adapta perfectamente al lateral derecho. Su puesto para la próxima temporada en el Deportivo iba a ser el juvenil B, pero ya ha comunicado al club su adiós, tras acumular varias participaciones en torneos con la selección española sub-15. En la recién finalizada campaña participó en la Sportchain AGS Cup y el Torneo Pinatar Arena.

También dejará el Deportivo Ricardo Benjamim, que a los 19 años volverá a Portugal. El portero fue internacional en las categorías inferiores del combinado luso. En A Coruña escaló los equipos juveniles del club hasta jugar la pasada temporada en Tercera con el Laracha. Fue titular hasta el último cuarto de Liga. Forma parte de la exitosa generación de jóvenes futbolistas de su país que se coronó campeona de Europa en el 2018, junto a otro canterano deportivista, Pedro «Martelo» Correia. Este, que sorprendentemente salió en enero pasado en préstamo al filial del Sporting Braga, debe volver ahora a la disciplina del Deportivo, donde está por ver si ahora cuenta tras participar en el reciente Mundial sub-20. Su plaza debería ser fija en el Fabril. Marcó el gol que dio a su país el Europeo sub-19, pero, aunque ya participó en más de una pretemporada con el primer equipo, luego apenas ha tenido presencia en el filial.

Otro futuro en el aire es el de Álvaro Pérez Campo, Trilli. Defensa (lateral derecho o central) e internacional sub-16, las marchas confirmadas de compañeros como Novoa y Bernárdez pueden abrir la puerta a su despedida tras militar toda la temporada en el cadete A. También llegó al Deportivo en alevines, en su caso procedente del Racing de Ferrol. Este verano disputó con la camiseta de España la prestigiosa Copa Aegean en Esmirna (Turquía).

Si hasta ahora Hugo Novoa podía considerarse individualmente como la joya de la corona, la posición que más orgullo despertaba entre los técnicos era la portería. No solo Ricardo Benjamim, sino que de la mano de juveniles como Pablo Brea, Alberto e Iker Piedra, el club coruñés presumía de algunas de las más prometedoras perlas bajo palos del fútbol español. Iker, pescado del Espanyol, acaba de completar la temporada en el juvenil B y su puesto parece reservado en el A, pero también estaría sopesando su marcha de A Coruña.

Al igual que Mujaid. El defensa, que en marzo cumplió 19 años, renovó el pasado verano hasta el 2022 tras debutar de la mano de Seedorf en las jornadas finales en Primera y hasta disputar con la selección los Juegos del Mediterráneo. Sin embargo, no puede estar contento del año que acaba de completar. Tras hacer la pretemporada a las órdenes de Natxo González, acabó reforzando al juvenil y solo en la recta final liguera regresó para jugar en el Fabril y hasta participó en varios entrenamientos del primer equipo. Con el filial en Tercera, sus objetivos pasan por convertirse en pieza clave del ascenso a Segunda B, o hallar una salida.

El único de estos chicos de oro cuya continuidad en Abegondo no parece peligrar es Juan Rodríguez. Incorporado del Coruxo a los cadetes y ahora consolidado en el juvenil A, este central zurdo es habitual en los entrenamientos con la selección sub-17 y hasta participó este curso recién finalizado en un amistoso contra Italia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Peligran los chicos de oro del Dépor