Noventa minutos para el regreso

El Deportivo defiende un 2-0 en Son Moix que debería ser suficiente para ascender a Primera


Mallorca

Por el San Xoán coruñés. Por el pundonor y compromiso del capitán. Por As Nosas, que marcaron el camino. Por aquellos que vieron al equipo bajar y el destino impidió que aguantaran para verlo volver. Por los que disfrutan cada victoria como un éxito propio y sufren cada derrota como un fracaso personal. Por sus familias, que llevan meses de sufrimiento. Por aquellos que esta noche estarán en Son Moix. Por los que no han podido viajar. Por los que no podrán, siquiera, ver el partido. Por los que nunca fallan. Por los que se han unido al carro en las últimas semanas. Por el escudo. Por la camiseta. Por la historia. Esa historia que nos dice cómo. Con el valor de María Pita. Con la generosidad de Teresa Herrera. Con el talento de Emilia Pardo Bazán. Con la imaginación de Lugrís. Con la elegancia de Fernando Rey. Con el ingenio de Wenceslao Fernández Flórez. Y, claro, con el fútbol de Amancio, Luis Suárez, Fran, Arsenio... Por todo ello y por todos ellos, once guerreros se vestirán esta noche de azul y blanco para tomar Son Moix y devolver al Real Club Deportivo a la élite.

Diez meses y cinco días después de haber iniciado el camino en Albacete, el Deportivo está a solo noventa minutos de regalarle al fútbol español el privilegio de que la Primera División vuelva a contar con los nueve campeones de Liga en la misma temporada.

Un año después de dejar, en parte, huérfana a la mejor Liga del mundo, el club coruñés está a punto de regresar. No pudo hacerlo por la vía rápida, de forma directa, pero lo hace después de un play-off en el que ha demostrado que merece regresar entre los mejores.

En directo

El Deportivo cae 3-0 ante el Mallorca y seguirá en Segunda División

Son Moix acogerá esta noche los últimos noventa minutos (podrían ser 120 en caso de que el Mallorca logre llegar al 90 con 2-0 a favor) de una temporada en la que el club blanquiazul ha ido de sobresalto en sobresalto.

Lesiones, expulsiones, sanciones injustas, destitución de un entrenador, dimisión en pleno del consejo de administración, nuevo entrenador, nuevo presidente, una detención policial... Diez meses de montaña rusa que han provocado mucho vértigo al deportivismo.

Pero de nada vale acordarse de todo eso. Solo quedan noventa minutos y el objetivo está más cerca que nunca. Cualquiera hubiera firmado hace diez meses la posibilidad de jugarse el ascenso en un partido y con una ventaja de dos goles. El equipo la tiene ahí y no quiere dejarla escapar. Son Moix aguarda. A Coruña quiere lume. Y el Dépor lo sabe.

El ascenso solo se frustra con una derrota por tres o más goles, o con otro 2-0 como en la ida

El resultado cosechado el pasado jueves frente al Mallorca, aunque pueda parecer escaso por el hecho de que el conjunto balear jugó muchos minutos con un hombre menos, es, por estadísticas, uno de los mejores resultados que se puede defender.

El Dépor podría perder por un gol esta noche e incluso por dos, siempre y cuando marque. Es decir, que la única derrota blanquiazul por dos tantos de diferencia que lo dejaría en Segunda sería un 2-0. En este caso, habría prórroga. Y en caso de persistir el resultado, entraría en juego la mejor clasificación de la escuadra local, que le permitiría ascender evitando la tanda de penaltis.

Solo una vez perdió por tres

El resultado es tan bueno que un gol del Deportivo esta noche obligaría al Mallorca a tener que meterle cuatro. Es decir, ganarle por tres de diferencia, algo que hasta la fecha solo consiguió el Cádiz en el último partido del año 2018.

Fútbol es fútbol y las estadísticas están para romperse, pero el Dépor juega en Mallorca con todo a favor. Falta que no lo desaproveche.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Noventa minutos para el regreso