El cirujano que operó a Álex Bergantiños: «Tenía el labio colgando por dos partes»

El doctor Martelo explica cómo fue la intervención que realizó al capitán del Deportivo que, en cuanto pudo hablar, dijo que quería jugar contra el Mallorca


Pública es la afición que Francisco José Martelo siente por el fútbol y, en especial, su pasión por el Deportivo. Tal es así que, como no podía ser de otra forma, el pasado jueves se encontraba en el estadio municipal de Riazor disfrutando de lo que estaba siendo el triunfo del Deportivo frente al Mallorca por 1-0. Se encontraba todavía con el subidón del gol de Fede Cartabia cuando su mirada, como la del resto del estadio, se fijó en el centro del campo y en una aparatosa patada de Marc Pedraza a Álex Bergantiños. «El campo se quedó helado porque, aun sin saber muy bien lo que había pasado, se podía ver que Álex no se movía y los futbolistas pedían que se parara el partido». Minutos después, el móvil del doctor suena. Lo reclaman para acudir al hospital Modelo, a escasos quinientos metros del estadio. El prestigioso cirujano plástico era el elegido para recuperar el rostro del capitán del Deportivo.

;
Bergantiños, operado para reconstruirle el labio tras el choque con Pedraza El capitán del Depor ha pasado la noche en el hospital ya que perdió el conocimiento durante varios minutos.

-¿Cómo fueron esos primeros instantes?

-Pues estaba en el campo, me llamaron y cuando llegué al hospital ya estaba él allí. Fue todo muy rápido. Yo creo que un poquito después de las diez ya estábamos en el quirófano arreglando aquello.

-¿Podría describir lo que se encontró?

-Lo diré intentando que lo entienda todo el mundo y sin abusar de términos técnicos. Tenía el labio colgando por dos partes. La verdad es que para alguien que no esté habituado a este tipo de situaciones la imagen no era muy agradable. Un colgajo por un lado y otro por el otro. Dos trozos sin fuerza. Para que la gente lo entienda, al cortar el labio se produce un efecto como si cortaras una goma, que pierde tensión y entonces cada parte de la misma va para un lado. En la boca, por debajo de la piel, tenemos un músculo esfínter, que nos permite abrir y cerrar la boca. Una circunferencia, que si cortas de un lado, se abre y cada parte de un labio se va para un lado.

-¿Cuál fue el procedimiento a seguir?

-En primer lugar se realizó una exploración para determinar si había fractura. Que no existió. Ni dientes rotos, ni nada. Hubo varios cortes de partes blandas que hubo que ir recomponiendo: el mentón, el labio superior... Además de encontrarnos con abrasiones en el tórax. El labio de abajo, que es el que él tenía, principalmente, dañado afecta a toda la estructura de la zona: grasa, musculatura, mucosa que va por dentro... Tenía afectadas partes blandas muy importantes, pero se pudo hacer el trabajo.

-¿Qué secuelas puede tener de cara al futuro?

-Ninguna. El problema inicial y momentáneo que se le genera es estético y para la mordida, que estará unas tres semanas con molestias. Pero podrá comer bien, hablar... De cara al futuro, no tendrá ninguna secuela.

-¿Cuánto duró la intervención?

-Pues entre una hora y media y dos, aproximadamente. No necesitó anestesia general. Se trata de una operación de dificultad media. Lo complicado es alinear bien los bordes para que no queden escalones en la boca...

-¿Cómo lo encontró psicológicamente?

-La verdad es que yo sabía de su calidad humana, pero ayer me volvió a ganar. Me encontré un chico preocupado por su familia, por dejar claro que había sido algo fortuito. Quería que, en todo momento, se le trasladara al compañero del otro equipo que él no le daba ninguna importancia, que son cosas de la profesión... Y estaba también muy preocupado de que eso no influyese en el equipo, ni anímicamente ni de ninguna forma, para lograr el objetivo del ascenso. Si el Dépor asciende, da por bueno el golpe y el susto sufridos (se ríe).

-Parece ser que quería volver a jugar el domingo.

-Fue lo primero que preguntó, que si a ver con una máscara, que si esto, que si lo otro... Es que es un chico que lo da todo por su club y estaba con ganas. Él se ponía en un segundo plano... Pero, no. No va a poder ser porque no nos olvidemos de que ha llevado 70 puntos.

-¿Pero podrá viajar con sus compañeros?

-Eso es cosa de los médicos del Deportivo, que en todo momento han estado ahí de forma enormemente colaboradora. Pero, si me pregunta por si yo, desde mi punto de vista, encuentro que existe alguna contraindicación, ya le digo que ninguna. Si ellos lo consideran oportuno y no surge ningún contratiempo, que no debería surgir, podrá viajar y estar con sus compañeros, que creo que es lo que más desea en estos momentos. Bueno, eso después de ver a su familia, por la que, lógicamente, también estaba muy preocupado. Le preocupaba todo menos él, que cuando le iba explicando lo que íbamos a hacer no dejaba de decirme: «Tranquilo, doctor, que sé que todo va a quedar bien»

Bergantiños recibe 70 puntos en su labio inferior y viajará a Mallorca

Alexandre Centeno

El capitán del Deportivo salió del quirófano ayer por la noche diciendo que quería disputar el partido, pero los servicios médicos parecen haberlo descartado, aunque sí acompañará al equipo tras recibir el alta

El capitán no deja de sorprender. Después de recibir una durísima patada en la cara, que provocó el descuelgue del labio inferior,  Álex Bergantiños recibió 70 puntos de sutura, que sin embargo no le impedirán viajar mañana a Mallorca con sus compañeros.

Ya fuera del quirófano del hospital, lo primero que hizo el de la Sagrada Familia fue preguntar al grupo de personas que allí le esperaban (familiares, directivos, médicos y jugadores) si podía jugar con una máscara. «Quiero jugar en Son Moix. ¿Puedo hacerlo con una máscara?», se le escuchó decir al futbolista.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
55 votos
Comentarios

El cirujano que operó a Álex Bergantiños: «Tenía el labio colgando por dos partes»