Guardianes que conocen el oficio

Deportivo y Mallorca se asientan en la seguridad que transmiten Reina y Dani Giménez


Son muchas las razones que explican por qué el Deportivo y el Mallorca han conseguido llegar a la eliminatoria que decidirá la última plaza de ascenso a Primera División. Y una de esas razones vale para los dos equipos. Se localiza debajo de los palos y atañe al buen hacer de los porteros, Dani Giménez y Manolo Reina, dos veteranos que quizás no estaban llamados a desempeñar un papel protagonista pero que se han ganado galones y reconocimiento.

Comparten la característica de la sobriedad en sus intervenciones en el área y delante de un micrófono, porque son futbolistas con discurso, capaces de conectar con la afición.

En los peores momentos de la temporada para el Deportivo, Dani Giménez siempre ha sido un valor seguro a la hora de hacer autocrítica y análisis de situación. Y no es fácil salir a dar la cara cuando el viento de los resultados sopla en contra.

Llegó sin hacer ruido, sin pronunciar una palabra más alta que otra. Se hizo con la titularidad a las primeras de cambio y le ha dado estabilidad a uno de los puestos más delicados después de una temporada, la del descenso, en la que llegaron a desfilar cinco arqueros por la misma pasarela. Y ninguno puso orden.

Manolo Reina fue una de las claves en el ascenso a Segunda División hace un año. También lo está siendo esta temporada y más si cabe en la eliminatoria ante el Albacete. Es un veterano con mando en plaza, de los que sabe leer los partidos y marcar el paso a sus compañeros. Aunque acredita agilidad felina, antepone la fiabilidad. Y es también todo un especialista en detener penaltis. Curiosamente, el Deportivo puso pie y medio en las eliminatorias de promoción con un gol desde los once metros en el minuto 94 de la antepenúltima jornada de liga ante el Mallorca. En Almería, Reina repelió dos de las tres penas máximas que le pitaron en contra al conjunto insular.

Desde su llegada ha sido indiscutible para el entrenador. Esta temporada sufrió a principios de noviembre un percance muscular que le obligó a poner pie a tierra. Lo suplió con acierto Parera. Pero cuando se recuperó el portero andaluz, Vicente Moreno le volvió a otorgar la titularidad.

Dani Mallo y Paco Liaño

Dani Mallo, otrora portero del Deportivo y actualmente ya retirado, conoce bien a sus dos compañeros de demarcación y no duda en significar el alto nivel de ambos.

De Dani Giménez destaca que «es un portero hecho a sí mismo, que ha crecido un montón en todos los equipos en los que ha estado, esforzándose para ser titular en un equipo como el Dépor. Es un gusto ver cómo vive los partidos, con qué intensidad y con la calidad que ya se le veía en los tiempos de la cantera del Celta. Transmite

seguridad, sabe dar órdenes. Aunque haya fases en las que no le toque intervenir, siempre está pendiente de todo. Y también tiene un gran juego con los pies».

Tampoco escatima Mallo elogios al analizar al guardameta del Mallorca: «Manolo es un superveterano que ha recorrido muchos equipos y categorías y ha rendido bien allí dónde ha ido. Es su gran mérito. Hacerlo bien un año, y otro, y otro... No es fácil. Viene de ascender a Segunda y sin avituallamiento ya está peleando por la Primera».

Subraya que «está realizando una temporada fantástica. Es un portero muy completo que ha sabido adaptar su juego al fútbol moderno. No comete grandes errores y sus expedientes siempre son buenos».

Paco Liaño ha visto casi toda la temporada de Dani Giménez «y mucho menos a Manolo Reina».

En consecuencia, habla del portero del Dépor con más conocimiento y no tiene inconveniente en reconocer que le ha sorprendido gratamente: «Cuando se le fichó, no entendí muy bien la llegada de un portero tan veterano que venía sin jugar. Sus actuaciones me han hecho ver que estaba equivocado. Justifican absolutamente su titularidad». Destaca, por encima de todo, «que ha sumado puntos» y que «ha aparecido siempre en los momentos importantes». «Ha sumado puntos para el equipo y eso es lo mejor que se puede decir de un portero», apostilla.

De Manolo Reina resalta igualmente «la veteranía y la sobriedad, no es de los que se adorna. Es un futbolista con recorrido en Primera y en Segunda. Ante el Albacete, a última hora, cuando tuvo que participar, ayudó a la clasificación de su equipo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Guardianes que conocen el oficio