Borja Fernández: «La policía ha intentado forzar un poco la máquina con mi detención»

Una vez levantado el secreto de sumario, el ourensano defiende su inocencia y asegura que todo es un error


Detenido el pasado 28 de mayo en el transcurso de la operación Oikos, Borja Fernández (Ourense, 1981) quiere lavar su imagen a toda costa. Asegura que no cometió ningún delito. Que no sabe nada de amaños. Que el único pecado cometido en relación a estas irregularidades es «haberme tomado un café con Raúl Bravo [uno de los supuestos cerebros de la trama]». Tras estudiar con su abogado el sumario del caso, insiste en que su detención es ilógica y que «en ninguna escucha se demuestra nada» sobre él. Por este motivo, maneja varias teorías sobre el porqué de su detención. Asegura que cree saber el motivo, pero prefiere no profundizar y se limita a declarar: «La policía ha intentado forzar un poco la máquina con mi detención». Punto y final.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

Borja Fernández: «La policía ha intentado forzar un poco la máquina con mi detención»