El brillo y la solvencia


El Deportivo triunfó anoche desde una solvencia desconocida y que en buena parte de la temporada no había mostrado. Es cierto que replegó líneas, pero también salió a presionar más arriba cuando era necesario, y eso hizo que mantuviese controlado en todo momento al Málaga. Solo Ontiveros, con los palos y la falta que se fue fuera por poco, le hizo temer por el resultado, pero el equipo sacó el partido adelante con seguridad y mantuvo la tranquilidad de la parroquia blanquiazul. La parte negativa correspondió al Málaga, que no supo leer el partido y fue poco operativo en su ataque. Solo al principio encerró al Deportivo con balones directos a sus delanteros, pero luego con combinaciones poco productivas.

Como Duarte ya nos sorprende poco, me gustaría destacar el trabajo de Somma en un momento decisivo de la competición. Supo reconocer la gran temporada de sus compañeros y siguió trabajando y trabajando desde la humildad hasta poner en la mesa sus cartas. También merece un comentario el gran partido de Álex Bergantiños. Más allá del gol, su compromiso defensivo volvió a ser muy bueno, anoche más secundado con el refuerzo de Vicente en el mediocampo. Y a favor del equipo también jugó la tranquilidad de disponer en el banquillo de tantos refuerzos para aportar en ataque cuando fuese necesario.

Ahora no estoy preocupado por la final. Toque el adversario que toque hay que ganar. En esos próximos 180 minutos volveremos a ver todas las caras del Deportivo. Seguro que habrá momento para que brille su ataque y los goles de la segunda parte del partido de ida, pero también para la solvencia que lo encumbró anoche. El Deportivo doblegó al Málaga desde una franca superioridad en tres cuartas partes de la eliminatoria de semifinales. Anoche mantuvo todo el partido controlado en un estadio que solo llegó a simular la grandeza de Riazor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El brillo y la solvencia