MÁLAGA

Ya de volver, hacerlo así. Con una lección de fútbol ofensivo para remontar en la ida y un espectacular ejercicio de resistencia para silenciar por un rato La Rosaleda, permitiendo que medio millar de coruñeses la conviertan en su pequeño Riazor. Avanza el Deportivo hacia Primera después de lucir todos sus músculos frente al rival más fuerte de los metidos en promoción. Un Málaga sobrado de presupuesto y nombres que hincó la rodilla por dos veces. La última, rodeado por su afición.

No tocó Martí el doble pivote, pero le reforzó el blindaje colocando por delante a Vicente, que saltó al campo para llenar el mismo espacio que ocupaba el miércoles cuando abandonó Riazor. La inclusión del canario tuvo efecto en todas las fases del juego. Con balón, sosegaba las transiciones evitando el correcalles. Sin la pelota en poder de los coruñeses, acentuaba el repliegue, apoyando a Expósito y permitiendo a Bergantiños desplazarse unos metros a su derecha, donde más falta hacía. Al chaval de la Sagrada, 34 años recién cumplidos, le salió un máster de vigilancia defensiva, siempre atento a si Ontiveros y Juankar se hacían demasiado para Bóveda y Pedro Sánchez. Ni siquiera la presencia de Harper a su espalda alteró al capitán, y el segundo delantero alistado por Sánchez del Amo consumió su tiempo sin intervenir. Claro que ni el triángulo deportivista fue suficiente para sujetar todo el tiempo al mejor de los andaluces, y Ontiveros tocó el palo por segunda y tercera vez en la eliminatoria antes de que el encuentro se partiera por la mitad.

La primera ocasión llegó en el minuto 12 y la culpa no fue exactamente de los futbolistas del costado derecho blanquiazul. Hicham, otra de las novedades en los de casa, sentó a su marcador en la izquierda y envió un centro que cruzó todo el área hasta alcanzar a la estrella local, que buscó con suavidad la escuadra, pero encontró el larguero. También tocó madera en el 44, tras un largo eslalon regado de trompicones que murió de forma violenta en la frontal con un duro derechazo.

Carlos como único punta

Fueron las mejores ocasiones con diferencia de un Málaga que dominó como se esperaba, llegando a arrinconar en su campo a los visitantes. El Dépor salió muy de vez en cuando a respirar, siempre buscando a Carlos Fernández, su único punta, que en una de las transiciones más acertadas supo dejar a Nahuel en posición de remate. El argentino estrelló el balón en un rival. Los de Víctor aprovecharon el repliegue coruñés para ganar todo el terreno posible, con los centrales cruzando con frecuencia la medular. Pese al empuje, las ocasiones claras del primer tiempo quedaron en los dos palos de Ontiveros y una falta peligrosa por mano de Expósito que el mismo extremo envió fuera por centímetros.

Tras la pausa, más acoso malacitano, pero distinta respuesta del conjunto coruñés. Martí quiso adelantar un poco las líneas buscando racionar el sufrimiento. No se había cumplido la hora de encuentro y ya estaban en el césped Fede y Valle reemplazando a Vicente y Nahuel. Antes tuvieron otra muy clara los andaluces. Harper, solo en el segundo palo, se encontró con un balón llovido que devolvió a las nubes.

Las intenciones del Deportivo chocaron con la necesidad del adversario, que envió al campo a todo cuanto hombre de ataque le quedaba en el banquillo. Pero para frenar las acometidas se bastó casi siempre el capitán. Bergantiños, impresionante en la ida, lo bordó en la vuelta. En La Rosaleda se empeñó en enseñarle anatomía al balón, interponiendo cada parte del cuerpo en su camino a la red. A donde no llegaron las piernas, la cabeza o el estómago del 4 lo hicieron las manos de Dani Giménez, seguro para rechazar un disparo de Gustavo Blanco.

Y cuando se apagaba ya la hinchada malacitana, viendo alejarse la remontada, el héroe del partido apareció de nuevo para encender al rincón coruñés. Derechazo cargado de fe que se tragó Munir. Álex, el de los goles importantes, el orgulloso portador del brazalete, colocando al Dépor otro paso más cerca de volver.

Ficha técnica:

0 - Málaga: Munir; Cifu (Pacheco, m.83), Pau Torres, Luis Hernández, Juankar; Hicham (Renato Santos, m.46), Adrián, Keidi Bare, Ontiveros; Harper (Koné, m.56) y Blanco Leschuk.

1 - Deportivo: Dani Giménez; Bóveda, Domingos Duarte, Somma, Saúl García; Vicente Gómez (Fede Cartabia, m.52), Bergantiños, Expósito, Nahuel (Borja Valle, m.57); Pedro Sánchez y Carlos Fernández (Quique, m.71).

Gol: 0-1, m.82: Bergantiños

Árbitro: Díaz de Mera (Colegio Castellano-Manchego). Mostró tarjetas amarillas a los jugadores del Málaga Luis Hernández (m. 10), Keidi Bare (m. 41), Adrián (m. 75) y Ontiveros (m. 90), y a los jugadores del Deportivo Bóveda (m. 35), Carlos Fernández (m. 38) y Dani Giménez (m. 68).

Incidencias: Partido de vuelta de la primera eliminatoria de ascenso a la Liga Santander diputado en el estadio de La Rosaleda ante 27.275 espectadores. 

En directo: El Dépor busca una plaza en la final del «play-off»

ANA IGLESIAS

El conjunto blanquiazul busca el pase a la segunda eliminatoria de la fase de ascenso tras el 4-2 de la ida

FINAL!!!!! Se acabó el partido en La Rosaleda y el Dépor ya tiene su plaza en la final del play-off de ascenso a Primera División. Partía con la ventaja de 4-2 obtenida en Riazor pero Álex Bergantiños consiguió anotar un gol para certificar todavía e pase del Deportivo. El jueves, otra gran cita en Riazor.

]]>
Es lo que le resta al Deportivo para meterse en la final de la fase de ascenso. 

]]>
Último minutos y los nervios están que arden. Fede Cartabia está en el suelo, Ontiveros ha visto la amarilla por una falta previa. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El Deportivo sigue en pie